El presente de Juventud Antoniana es tan auspicioso, su andar competitivo tan holgado, al punto que el entrenador Alberto Pascutti puede darse ciertos "lujos" a los que el resto de los equipos, "obreros" en búsqueda de la clasificación, no pueden acceder.
Es que el santo mira a todos desde arriba, le sacó casi una decena de puntos a sus escoltas Concepción y San Martín y, si bien matemáticamente aún le falta tramo a recorrer para asegurar su clasificación, su brecha le permite a su entrenador la posibilidad de oxigenar a aquellos jugadores que estuvieron expuestos a mayores desgastes en la carrera maratónica de las últimas fechas que incluyó el triunfo del pasado jueves ante Américo Tesorieri y que continuará mañana en Tucumán, cuando visite a San Jorge en el cierre de la decimoprimera fecha, a las 16.
Pese a que viene de repetir cuatro veces consecutivas la misma formación inicial, lo que se constituyó en una clave de su relativo éxito, el Beto ejercería mañana una rotación en la que jugadores que cumplieron en diez fechas aflojarían las cargas, aunque esto aún no fue confirmado. El santo viajará hoy a primera hora a Tucumán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia