Más allá del fracaso deportivo y de las marcadas diferencias de sus pares que desembocó en la renuncia de algunos de sus miembros, el gran karma con el que debió lidiar la CD de Juventud Antoniana en lo que va de su proceso es la interna de sus barras, una problemática complicada difícil de "extirpar" en el fútbol salteño.
En tal sentido, el titular del club antoniano, José Muratore, inició la reapertura del diálogo con las barras en conflicto para comprometerlos a no perjudicar más a la institución ni al fútbol de Salta con sus eternas peleas.
"Se está trabajando sobre eso, hoy (por ayer) Pepe (Muratore) mantuvo una reunión y mañana se llevará a cabo otra charla con la otra parcialidad en pos de la no violencia y el bien para Juventud. Queremos instarlos a que apoyen al club desde su lugar y peleándose no es la manera. Que los problemas personales se diriman en otro ámbito, porque hoy necesitamos que nos apoyen y se comprometan a no usar el club para dirimir sus conflictos", le explicó a Alentando Rafael Del Carlo, de la subcomisión de fútbol.
En otro orden, la CD del santo decidió que el equipo no viaje a Jujuy para disputar la revancha del clásico con Gimnasia, ya que la Policía jujeña no brindará garantías de seguridad para el amistoso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia