El primer amistoso serio de Juventud Antoniana dejó sensaciones encontradas: por un lado, el DT Ricardo Aniceto Roldán se fue conforme de Jujuy tras los exámenes con Mitre de Santiago del Estero por las respuestas futbolísticas que evidenció su incipiente equipo en formación; pero, por el otro, preocupó sobremanera la lesión que sufrió Fernando Méndez durante el juego, por lo que tanto el entrenador como la dirigencia del club antoniano evaluarán el grado de la lesión del volante creativo, uno de los refuerzos cuya contratación mayor beneplácito causó en Lerma y San Luis. Méndez fue sometido ayer a estudios en la rodilla derecha para descartar una lesión de gravedad y se teme por una rotura ligamentaria, lo que dejaría al enganche prácticamente sin competencia durante todo el semestre. Y si bien la concreción de la llegada del lateral-volante Nicolás Monje se anunciaba como el retiro de Juventud de cualquier otra negociación en el mercado, de la evolución del patagónico dependerá que el santo se retire o no del mercado de pases.
En otro orden, el plantel comandado por Aniceto será licenciado hoy y mañana retomará las prácticas a la espera de un nuevo amistoso, que será con un combinado local.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia