En Cafayate este domingo se combinará una de los mejores bellezas geográficas con la segunda edición de la Calchaquí Trail, la mejor carrera de running de nuestra provincia. La fiesta deportiva estará animada por setecientos corredores que llegan desde distinto puntos del país con el objetivo de cumplir con las distancias que están en juego: 5 km, 15 km, 35 km y 65 km.
El de ayer fue un día de arduo trabajo para el KAS, los organizadores de la prueba, ya que se realizó la acreditación de los participantes en La Estancia de Cafayate. Los días anteriores también fueron intensos por toda la labor que consistió en el marcaje del circuito y los detalles de la carrera.
Todo está listo para que hoy, desde las 6, se produzca la largada desde la plaza principal de uno de los principales polos turísticos de Salta.
Los primeros en largar serán quienes realicen los recorridos de 35 km y 65 km; se estima que para cubrir la mayor distancia se necesitarán 12 horas, donde los desafíos serán importantes desniveles, climas variados y cruces de ríos.
A las 8, se dará la largada para los runners que cubrirán las distancias de 5 km y 15 km. La distancia menor está pensada para compartir con la familia, con bajo grado dificultad; los 15 km es para corredores con alguna experiencia en competencias de 10 kilómetros.
Los organizadores entregarán medallas finisher para todos que crucen la meta, premios a los tres primeros de la clasificación general (damas y caballeros) y también para los tres mejores de cada categoría.
La competencia se realizará bajo un estricto sistema de seguridad que incluye bomberos, policías, médicos, ambulancias y vehículos todo terreno. Todo para que sea un fiesta de principio a fin.

Presencia local

Uno de los grupos que vive con mayor entusiasmo la Calchaquí Trail es dirigido por Oscar Aguirre, un cafayateño que lidera a 18 jóvenes de esa localidad. Son los anfitriones y también debutantes, y con ese espíritu de aventura encararán la competencia. Practicaron a pulmón y sin demasiados recursos, pero a ellos solo les importa dejar en alto el orgullo cafayateño. Al ver tal entusiasmo, el KAS evalúa la posibilidad de apadrinar a este grupo para guiarlos en su entrenamiento.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia