Las blancas tribunas del estadio Federación de Básquet de a poco comenzaron a poblarse desde muy temprano, pese a que el partido del local arrancaba después de las 22. Es que El Tribuno Básquet y Nicolás Avellaneda de Tucumán abrían el telón de la segunda jornada en el Final Four en busca del ascenso al Torneo Federal.
El sueño de los dos ascensos que otorga este torneo de tres días no es solo de los jugadores, sino también de los fanáticos. Por eso, más de cien personas llegaron tanto de Salta como desde el jardín de la República para presenciar este y los otros duelos de sus clubes.
Allí estaban enfrentados, pero sin ningún ánimo de agresión, los hinchas de El Tribuno y de Nicolás Avellaneda, que colgaron sus trapos y alentaron sin parar, pese al sufrimiento de un duro juego que terminó a mano de los verdolagas de nuestra ciudad.
Familiares, amigos, dirigentes y simpatizantes, todos juntos estuvieron junto a los dirigidos por Rodrigo Villalobos y contaron que llegaron hasta San Salvador de diferentes formas: en micro, en autos particulares o en combis. Muchos van y vuelven desde el viernes y hasta hoy, todo sea por no perderse ningún encuentro, mientras que los que más trayecto hicieron (como los familiares de Jorge Royano que llegaron desde Cafayate), optaron por hacer un esfuerzo y quedarse hasta el final.
Ahora todas las esperanzas de los que acompañan al verdolaga están depositadas en la última jornada de hoy contra Gorriti, en el cierre de este impactante Final Four.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia