Argentina dio ayer uno de los mayores batacazos de la historia al vencer por 3 a 1 a Rusia, último campeón olímpico, en su segundo partido del Grupo B disputado en el Maracanazinho de Río de Janeiro, ante una gran cantidad de hinchas albicelestes que le dieron un marco mucho más emotivo.

El equipo conducido por Julio Velasco se impuso con parciales de 25-18, 18-25, 25-18, 25-21, sumó su segunda victoria consecutiva y tendrá su tercer compromiso el jueves, a las 15, ante Polonia.

Argentina, que en junio ya había derrotado a este adversario por la Liga Mundial, comenzó el juego de manera precisa con el bloqueo-defensa bien aceitado para salir de contra con Lima y Conte.

De esta manera, consiguió una ventaja inicial sustentada en la mano de sus centrales y, si bien Rusia mejoró su recepción y se venía a la carga, la defensa fue clave para cerrar con 25-18.

Los rusos crecieron en la segunda parte a partir del ingreso de Bakun, que en dupla con el armador Kobzar le cambiaron la cara al equipo.

Argentina intentó revertir el tablero con un activo Crer, aunque la potencia ofensiva de los rusos rompió el bloqueo nacional y complicó la reconstrucción de juego hasta llegar al 18-25.

En el tercer set, el equipo de Velasco volvió a la carga con un buen bloqueo aunque Rusia supo dar vuelta el resultado del parcial. Más allá del embate de su rival, Argentina presionó desde el servicio, complicó la recepción rusa y lastimó de contra con Palacios y Conte para el 25-18.

El juego comenzó parejo en el cuarto, pero Rusia afinó su recepción y le dio juego a Volvich y Volkov para avanzar en el tablero. No obstante, Argentina se mantuvo a tiro jugando por los extremos y con una sólida actuación defensiva igualó las acciones en 20.

El bloqueo nacional fue letal en la zona de cierre para quebrar a Rusia y cerrar un partido brillante tras un error de saque con 25-21. Una vez finalizado el juego, Facundo Conte remarcó que un partido así "te da confianza por el rival". "Es increíble el apoyo de la gente, sentir este cariño de todos saltando y gritando hizo que me emocionara", expresó Conte.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia