"Hace más de veinte años que no venía". Es lo primero que dijo Enrique Muñeco Cardozo, cuando lo convocó Alentandooo a la cancha de Central Norte. Los ojos brillosos y una sonrisa nostálgica se reflejaron en su rostro recordando once años vividos en el Dr. Luis Güemes. Aquel explosivo wing derecho y de gran pegada que tuvo el cuervo durante toda la década del 70, recordó su trayectoria y sus inicios en el fútbol.

¿Qué sensación le da volver a la Bombonera cuerva?
No venía, solo porque no tenía ese coraje o esa fuerza de volver acá, donde compartí once años de mi vida en Central Norte. Venía todos los días y de un día para el otro me dijeron "ya no venís"; me dieron el pase y me costó superarlo. El estar ahora acá es como volver a mi casa, me hace bien.

¿Cómo fueron sus inicios?
Hice inferiores en Coche Motores, después pase a la primera con casi 15 años. El Rana Menéndez me llevó a Coches y después a Talleres de Perico. A fines del 68 vino don Roberto Romero con Bruno Iezzi y dijeron "a este lo compramos". Desde ese año hasta fines del 79 estuve siempre en Central. Después me dolía porque lo enfrenté y me tocó ganarle con Gimnasia y Juventud, pero yo siempre miraba para este lado.

¿Cuál es el momento que más recuerda de Central?
Un clásico con Juventud. Pasaba la media hora del segundo tiempo y yo era el encargado de los corners, uno me salió con tanta buena suerte que la metí al ángulo de Jorge (arquero antoniano) y antes que termine el partido metí un tiro libre. Ganamos 2 a 0, la cancha llenísima se me venía toda la tribuna encima, había gente muy amiga, no te insultaba, te alentaba, ahora cambió todo.

¿Algún gol que más disfrutó?
El gol a Talleres de Córdoba en cancha de Gimnasia casi de media cancha, Luñiz me baja la pelota y digo "no de acá le pegó al arco". Entró la pelota y con arquero y todo, ellos venían peleando la punta y tenían un equipazo con Valencia, Ludueña. La cancha estaba llena, el fútbol se perdió por la televisión, Central siempre lleva gente, tiene que cambiar la mentalidad del hincha, del dirigente, hay que unirse, más bajo que esto no podemos estar, si no nos unimos vamos a seguir acá por mucho tiempo.

Se extinguió el wing derecho
Se cambió el sistema de juego nosotros jugabamos 4-2-4, los "wines" bien abiertos, no era tanta lo obligación del wing de marcar. Yo notó que los chicos quieren hacer el desborde, pero llegan y tiran el centro afuera o sin fuerza, vi algunos entrenamientos y veo que no practiquen eso, yo me quedaba horas con Sergio Costello, tirando centro, se perdió eso, el jugador entrena y se va a la casa. No se podía perder y las cargadas, y la familia sufría mucho.

¿Se retiró en la vereda de enfrente?
Jugué en Juventud el último Nacional 83, llegó a Juventud por un torneo de los barrios que se jugaba en el santuario, hacía seis meses que había dejado de jugar en Gimnasia, me ve el Flaco Rico de técnico, y me dijo "estás loco tenes que jugar en tres meses te ponga de vuelta a nivel". En ese momento estaba depresivo, terminé jugando el Nacional en Juventud. Contra Loma Negra se me cae encima la Pepona RInaldi y me dobla el tobillo y no me pude recuperar.

¿Quién le puso Muñeco?
En mi querido barrio Ferroviario, barrio cuervo, un señor que era técnico de Coches Motores, el Gordo Villalba. Un día me vio jugar y me dijo: "Vos sos un muñeco", porque era chiquito, ahora me dicen Muñeco pero por Chucky (risas). Voy por la calle y me gritan Muñeco, y se dan vuelta preguntandosé "por qué le dirán Muñeco al viejo este".

¿Qué significa Central Norte para usted?
Central fue y será mi vida, tengo que agradecerle tanto a este club, aquí conocí técnicos como Bruno Celeste, Bruno Iezzi. Aparte de jugador me hicieron buena persona, de este club salieron todos buenas personas.

¿Qué hizo después del fútbol?
Tuve mucha suerte, trabaje en el transporte y ahora con Santiago Storni, un fanático de Juventud, quien me abrió las puertas a mí y a mi familia y hace 16 años que estoy con él y me encargó de repartir el pan.

FICHA TÉCNICA
Nombre: Enrique
Apellido: Cardozo
Apodo: Muñeco
Fecha de nacimiento: 30/8/51
Casado con: María Mercedes Barrera
Hijos: 4 (tres mujeres y un varón)
Nietos: 4 (dos nenes y dos nenas)
Trayectoria: Coches Motores, Talleres de Perico, Central Norte, Gimnasia y Tiro y Juventud Antoniana (se retiró en el 83).

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia