Restan pocas horas para cerrar el 2014 y antes de recibir al año nuevo, Estela Isola, presidenta de la Asociación Salteña de Vóley (ASV), realizó un balance de lo realizado durante la temporada. Reconoció que hubo fallas en la difusión y organización de los campeonatos, pero también destacó aspectos que ayudaron al desarrollo de los clubes y al de los seleccionados, más allá de que los resultados no se dieron.
La ASV maneja un bajo presupuesto anual que debe solventar la organización de los campeonatos, el viaje de los seleccionados a los certámenes nacionales y cursos de capacitación para jugadores, entrenadores y árbitro. Mucho se realiza con pasión y es la fuerza de unos pocos lo que suplanta la ausencia de dirigentes que, por diferentes razones, fueron quedando en el camino.
Según destacó Isola, el único ingreso fijo es el que realizan los propios jugadores que abonan $200 anuales por afiliación. "La Asociación tiene la obligación de devolver ese dinero a través de cursos, colaboración con los clubes y pagar los viajes de los seleccionados. Todo lo que ingresa está rendido a la FEVA", señaló.
Isola tomó las riendas de la ASV en 2013 tras haber sido vicepresidenta en la gestión anterior. "Lo primeros que hicimos fue ordenar administrativamente la Asociación y blanquear a todos los jugadores, porque a nivel nacional no estaban afiliados. Luego iniciamos la competencia", destacó la presidenta, quien también reconoció que hubo aspectos que debieron trabajarse mejor.
"Quizás el error que yo he cometido es no difundir todos los movimientos que se han realizado en el año y que han sido muchos. En mayo organizamos el Argentino sub-18 de la rama masculina; fueron cinco días a pleno vóley y de lo mejor de la categoría. Después tuvimos la llegada de la World League, en la que trabaja mucha gente de la Asociación que no cobra y que colabora por pasión. En los primeros días de agosto, Gimnasia y Tiro gana la licitación y organiza con el apoyo de la ASV un superregional sub-14 con 34 equipos. Después colaboramos con la final del Súper 12 de primera masculino", contó Estela Isola.
Entre otras actividades que realizó la ASV durante el año, se destacan la organización de los torneos Apertura y Anual, el dictado de un curso para entrenadores Nacional II y se fomentó la participación de árbitros salteños en distintos campeonatos. Además, se dispuso la obligatoriedad de que los clubes cuenten con divisiones mini para la formación y posterior inclusión en las categorías superiores.
A la hora de hablar del posicionamiento del vóley de Salta a nivel nacional, Isola señaló: "No estamos muy bien rankeados", y dio las razones: "Lo que nos lleva años luz con el vóley del centro del país es el volumen de juego. Ellos tiene muchos campeonatos abiertos. Acá no tenemos eso. Y otra cosa que nos distingue es la forma de trabajar. Si uno quiere elevar el nivel hay que cambiar la mentalidad, la forma de entrenar. Tenemos que lograr que los chicos salgan a competir fuera de la provincia para elevar el nivel".
Por último, Isola destacó que se ha presentado el proyecto para que la ASV cuente con su propia cancha: "Ya hemos presentado los planos para nuestra cancha propia. Proyectamos contar con tres canchas techadas y otras dos de beach voley. Nos resta la aprobación y contar con el terreno". Luego adelantó que no se presentará para renovar su cargo en la próxima asamblea de la ASV.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia