Si Kevin se transformó en la gran sensación del rally mundial, la historia de Luciano Benavides, su hermano menor, es al menos similar.
Con solo 20 años, el piloto tiene una trayectoria increíble (en la que se destaca, por ejemplo, el campeonato Argentino de enduro logrado el año pasado), y hoy continúa con sus desafíos, que son muchos.
Tras su consagración en el Aconcagua Challenge, el más chico de los pilotos habló con El Tribuno y contó cuáles son sus aspiraciones para 2016.
"Estoy muy contento por haber ganado el fin de semana, porque fue una competencia muy dura, con poca visibilidad y con mucho frío. Con Nico (Kutulas, también salteño), estuvimos mano a mano, pero cerca del final apreté e hice una diferencia de un poco más de un minuto".
Justamente con Kutulas comparte el primer puesto en la general del campeonato Argentino de enduro porque si bien Benavides ganó esta fecha (la segunda del torneo) en Mendoza, fue su comprovinciano quien lideró en Catamarca en el debut, mientras que él fue segundo.
Además del Argentino, Luciano corre el Nacional estadounidense donde marcha primero y ganó dos de las tres carreras. "La fecha que no gané estuve a seis segundos y en mi categoría sigo primero, mientras que en la general de la élite estoy entre décimo y decimoprimero".
"El gran objetivo para este año es volver a ganar el Argentino, ser campeón del Nacional de Estados Unidos en mi categoría y estar en el Top Ten de la élite, además de ir por la medalla dorada en el Six Days que se correrá en España (en octubre)", todo con el equipo KTM, empresa que lo patrocina desde hace varios años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia