El equipo estadounidense Hass, que tiene previsto debutar en la Fórmula 1 en 2016, adquirió las instalaciones en Banbury que pertenecían a la ex escudería Marussia, que por problemas económicos resolvió dejar la actividad a fines del Campeonato Mundial de 2014.
Actualmente, Hass tiene su base en Kannapolis, en el estado de California, y de esta manera podrá instalarse en el continente europeo para continuar con las tareas preparatorias.
Junto con esta información oficial, trascendió que Hass está interesado en adquirir demás elementos de Marussia, entre los cuales estarían los planos de las unidades con las cuales se pensaba participar en 2015.
El equipo Hass tiene pensado competir con autos impulsados por motores Ferrari, desconociéndose por el momento el constructor de los chasis.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia