Importantes dirigentes de la FIFA, el organismo que maneja el fútbol mundial, fueron detenidos durante las primeras horas de hoy en el hotel Baur au Lac de Zúrich, Suiza. El Ministerio de Justicia y Policía confirmó que seis personas fueron capturadas.

En ese hotel los dirigentes se reúnen para su encuentro anual, y, tras pedir las llaves en conserjería, los agentes de la policía local se dirigieron a las habitaciones para concretar las detenciones.
Los arrestos tuvieron lugar dos días antes de que la FIFA celebre sus elecciones a la presidencia, en las que el actual mandatario, Joseph Blatter, es favorito. Su único rival es el príncipe jordano Alí bin Hussein, según informó The New York Times.
Al mismo tiempo, la fiscalía suiza incautó hoy documentos electrónicos en la sede de la FIFA en Zurich, según un comunicado oficial.

Las detenciones se realizaron en Suiza a pedido del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que ha solicitado su extradición de los sospechosos para juzgarlos. Entre los cargos figuran fraude electrónico, blanqueo de dinero y extorsión. Las detenciones se realizaron en Suiza a pedido del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que ha solicitado su extradición de los sospechosos para juzgarlos. Entre los cargos figuran fraude electrónico, blanqueo de dinero y extorsión.

El diario explica cómo un alto cargo de la FIFA (a quien no identifica) fue "dirigido por las autoridades desde su habitación a una puerta trasera para abandonar el hotel, permitiéndole llevar consigo su equipaje".

Los cargos que la Justicia de EEUU presenta contra los dirigentes del fútbol mundial giran en torno a la "corrupción generalizada durante las dos últimas décadas", en relación a las adjudicaciones de sedes para la Copa Mundial y a los acuerdos de mercadotecnia, y derechos de explotación televisiva.

Según el periódico, que cita fuentes propias cercanas a la investigación, las acusaciones incluyen fraude, asociación delictiva y blanqueo de capitales, y van dirigidas contra "miembros del poderoso comité ejecutivo de la FIFA, que amasa un enorme poder y lleva a cabo sus negocios en gran medida en secreto".

La operación del Departamento de Justicia de EEUU implica a más de diez dirigentes del fútbol mundial, aunque no todos ellos se encuentran en Zúrich para asistir a la reunión.

Entre los detenidos se encuentran: Jeffrey Webb, de las islas Caimán, un vicepresidente del Comité Ejecutivo; Eugenio Figueredo, de Uruguay, también vicepresidente y hasta 2014 presidente de la CONMEBOL; y Jack Warner, de Trinidad y Tobago, exmiembro del comité y presidente de la CONCACAF entre 1990 y 2011.
Entre los detenidos se encuentran: Jeffrey Webb, de las islas Caimán, un vicepresidente del Comité Ejecutivo; Eugenio Figueredo, de Uruguay, también vicepresidente y hasta 2014 presidente de la CONMEBOL; y Jack Warner, de Trinidad y Tobago, exmiembro del comité y presidente de la CONCACAF entre 1990 y 2011.
La operación, por tanto, tendría serias implicaciones para el fútbol en el continente americano ya que, según la información publicada, dos de los detenidos son un expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) y otro de la Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (CONCACAF).

La Justicia estadounidense no presenta cargos contra el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, aunque las detenciones pueden suponer un problema de cara a su reelección en las elecciones que se celebrarán el viernes y en las que busca un quinto mandato al frente del fútbol mundial.
Se espera que la fiscal general de EEUU, Loretta Lynch, y el director del FBI, James Comey, den una rueda de prensa en Nueva York para explicar los detalles de la acusación.
"Los enriquecimientos ilegítimos se habrían realizado al menos en parte en Suiza", precisó el ministerio de Justicia precisando que la investigación se abrió el 10 de marzo de 2015.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia