La víctima es Ernesto González, quien fue hospitalizado luego de la brutal agresión que sufrió en el gimnasio de Central Norte, donde se enfrentaban Ramírez de Velasco con Barrio Modelo, por el torneo de ascenso. Cuando faltaba un minuto para que finalizara el encuentro, se desató la locura ya que el técnico y los jugadores de Ramírez, disconformes con un fallo, agredieron al árbitro Brian Segovia primero y a su colaborador Rubén Jerez después.

Los jueces lograron escapar porque los integrantes del equipo de Barrio Modelo formaron un escudo humano y los sacaron del lugar. González, veedor del encuentro, quedó en medio de los violentos que lo golpearon hasta que cayó al piso y allí lo patearon en el cuerpo y en la cabeza, según señala el portal Minutouno.

El veedor fue trasladado al hospital Padilla donde ayer le hicieron una neurocirugía para extraerle un coágulo que se le había formado por los golpes recibidos, permanece internado y su estado de salud es delicado. Los árbitros y dirigentes de futsal hicieron la denuncia policial por la agresión y por robo ya que lo violentos se llevaron las pertenencias de los árbitros y de 12 jugadores de Barrio Modelo.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia