El árbitro Fernando Espinoza reconoció su error en el amistoso que disputaron anoche Boca y Olimpia de Paraguay en Jujuy, que terminó con el conjunto guaraní fuera del campo de juego antes de la definición por tiros desde el punto penal.
"Tengo que hacerme cargo del error, las cosas no terminaron cómo hubiéramos querido. El espectáculo se arruinó por un error mío", sostuvo el árbitro en diálogo con Estudio Fútbol.
El amistoso tuvo un final bochornoso cuando Espinoza sancionó un penal para Boca por una mano inexistente del uruguayo Alexis Rolín en el último minuto, cuando Olimpia ganaba 2-1. Walter Bou falló en el primer envío por notorio adelantamiento del arquero Víctor Centurión y posteriormente acertó en el segundo intento que dispuso el juez a instancia del asistente.
Los jugadores de Olimpia, furiosos con la situación, se lanzaron sobre Espinoza para protestarle tras el empate y decidieron marcharse de la cancha antes de la tanda de penales que debía determinar el ganador de la Copa.
"El error estuvo y me hago cargo, pero retirarse de la cancha no me parece lo correcto. Yo tendría que haberle sacado la segunda amarilla al arquero por adelantarse", agregó el juez mendocino, de 32 años.
"Hasta que vi la jugada por televisión estaba convencido de que había sido mano, me confundió el movimiento de Rolín (Alexis, defensor uruguayo ex Boca)" concluyó Espinoza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia