"¡Son todos unos cagones!. La camiseta se defiende en la cancha, no pegando para irse de la cancha ". La frase pertenece a Gabriel Mercado, uno de los referentes del equipo de Marcelo Gallardo, y los destinatarios fueron el colombiano Teófilo Gutiérrez y el uruguayo Carlos Sánchez, los dos expulsados que tuvo River en el segundo tiempo (el otro fue Camilo Mayada, en la primera mitad).
El hecho se produjo instantes después de finalizado el 5 a 0 de Boca sobre River, en pleno vestuario del estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.

La expulsión de Sánchez ocurrió a los 11 minutos del segundo tiempo y lo más curioso fue que el volante había ingresado en el entretiempo, por lo que estuvo sólo esos pocos minutos en cancha antes de irse a las duchas por insultar al árbitro Diego Abal.
La de Teo, en cambio, llegó cerca del final, con el equipo envuelto en plena impotencia y tras una durísima patada a Fernando Gago en la mitad de la cancha.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia