El director técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, expresó hoy su "orgullo y alegría" por ingresar en la historia del club como la figura más ganadora del ámbito internacional con cuatro títulos, dos como jugador y otro dos entrenador.
El día posterior a la adjudicación de la Recopa Sudamericana ante San Lorenzo, Gallardo contó: "No soy mucho de estar al tanto de esas estadísticas, sólo le dedico el tiempo a las cuestiones del trabajo, pero cuando me lo cuentan siento una alegría y un orgullo enorme. Me cuesta ponerle palabras".
"Son muchos años en este club que amo y que me dio todo, aquí me formé como jugador y como persona desde muy chico y poder ser parte de esta historia tan linda de alegría y festejos me emociona y me llena de orgullo", agregó.
Gallardo, tras la reciente obtención de la Recopa sumó el segundo título internacional como DT en apenas ocho meses, luego de la coronación de la Copa Sudamericana a fin del año pasado. Como jugador, el "Muñeco" celebró la Libertadores 1996 y la Supercopa 1997.
"La verdad es que este plantel tiene unas ganas bárbaras de seguir ganando cosas, que hace más provechoso el trabajo de cada día. Tienen hambre y aquella idea de ir a más siempre que propusimos al llegar sigue en pie", aseveró.
Por otra parte, el entrenador "millonario" destacó la capacidad del equipo para borrar muy rápido el dolor de haber perdido ante Boca 5-0 en Mendoza, previo al inicio de las dos finales por la Recopa.
"Nunca tuve dudas que iban a salir de esa situación que a nadie le gustó y fue muy inesperada para todos, fue positivo tener revancha rápido porque eso hace que las cosas que se hablan y se dicen duren poco y te puedas enfocar en el juego", enfatizó.
"¿Cómo no voy a confiar si son los mismos que hasta hace no menos de dos meses ganaron la Sudamericana? No íbamos a dejar que nos confundieran después de un partido, nos dio bronca pero no había que perder la brújula", subrayó.
En referencia a la serie ante San Lorenzo, el técnico relató: "El primer tiempo de la primera final dejó en claro que el grupo estaba entero, no pudimos sacar una ventaja más importante que por cierto la merecíamos, pero igual no bajaron los brazos y el gol y la victoria nos dio tranquilidad".
"En el Gasómetro sabíamos que San Lorenzo iba a ir a buscar el partido y por eso no pudimos repetir el juego que más nos gusta. Las finales siempre son duras, pero logramos una victoria y fuimos justos ganadores de la copa", entendió.
"Este equipo sabe cómo jugar finales, lo volvimos a confirmar gracias a un gran temperamento y personalidad para jugar estos partido y una vez más demostraron que tienen un coraje enorme", valoró.
Finalmente, el entrenador advirtió que ya pasaron los festejos y que ahora deberán seguir trabajando con vistas al inicio del Campeonato de Primera División y la Copa Libertadores, a la que calificó como "la gran ilusión de todos".
"Esto es así, ya pasó la Recopa y tenemos un par de días para recuperarnos y pensar en Sarmiento de Junín, no hay tiempo para relajarnos porque la semana que viene empieza la Copa Libertadores y tenemos un viaje largo", respondió el DT ante la consulta del futuro inmediato.
En cuanto al máximo torneo sudamericano dijo: "Es la ilusión y la esperanza de todos, una apuesta fuerte. Es muy bueno que el plantel completo se haya quedado pues tienen experiencia en este tipo de torneo, será muy difícil, pero vamos a intentar dejar todo para lograrla".
Gallardo, que como DT de River igualó a Héctor "Bambino" Veira y a Ramón Díaz, con dos títulos internacionales cada uno, tendrá este año tres nuevas competencias para quedar en lo más alto del podio: la Libertadores, la Copa Suruga Bank en agosto y la Sudamericana, en la que defenderá la corona.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia