Sin casete, como una charla entre amigos, Esteban Burgos contó lo que esta viviendo en su nueva etapa en Rosario Central y lo que vivió en sus anteriores etapas en Gimnasia y Tiro, Talleres de Córdoba y Godoy Cruz de Mendoza.

¿Es un gran salto llegar a uno de los clubes más grandes del interior?
Se vive de una manera única estar acá en Rosario. Estoy en uno de los mejores equipos del fútbol argentino, la gente te ve en la calle y ya te va inculcando la idea de ganar los clásicos con Newell's y ganar el campeonato. Voy a pelear por ganarme un puesto.

¿En tu vida, te imaginabas este presente?
Tuve una lesión seria en los ligamentos pero nunca baje los brazos. Desde chico siempre soñé, primero con debutar en Gimnasia y después con jugar en Primera División. Creo que en esta división tenés que tener carácter para jugar, si vos ponés la pierna blandita, te comen; se juega fuerte y tenés que estar a la altura de las circunstancias.

Con Rosario Central, además del campeonato de Primera, también tenés como objetivo jugar la Copa Libertadores
Sería un sueño ganar la Copa Libertadores, primero tengo que ganarme el puesto. Tengo que pelear por un lugar con Alejandro Donatti, Javier Pinola y Mauro Cetto, jugadores que hace tiempo que vienen siendo titulares pero me llamaron para pelear un puesto en Central.
En Godoy Cruz me pasó de estar entrenando y el técnico me habló para decirme que me necesitaba para la Copa Sudamericana frente a River, uno nunca sabe cuando le toca la oportunidad, pero hay que estar preparado.


¿Cómo es Eduardo Coudet como persona y entrenador?
El Chacho es un fenómeno, es un tipo que chicanea, hace bromas con los jugadores pero a la hora de trabajar le pone mucha seriedad. Te habla constantemente y es un motivador excepcional.

Estuviste cerca de ser jugador de Boca pero tu Twitter jugó un rol fundamental para que no llegues al xeneize por publicaciones contra Riquelme.
Fue un momento duro, todo jugador sueña con jugar en Boca o River. En ese tuit no quise ofender a Riquelme, todos sabemos la clase de jugador que es, es un fenómeno. Por hacerle la contra a Mambrú (Rubén Villarreal excompañero en Gimnasia) escribí eso, no pensé que iba a tener esa repercusión, pero bueno, fue un momento difícil, quizá el destino hizo que tome otro camino.

Si algún día te tocaría volver Salta. ¿Lo harías en Gimnasia y Tiro?
En Salta no jugaría en otro club que no sea Gimnasia y Tiro. Más allá de las cuestiones que surgieron, es un club que quiero mucho y respeto. Uno nunca sabe las vueltas que tiene la vida del futbolista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia