Seguramente uno de los momentos más emocionantes que se vivieron en los últimos Juegos Olímpicos fue la conquista de la medalla de oro de Santiago Lange y Cecilia Carranza en la clase Nacra. Muchos formaron parte de ese momento y uno de ellos fue Mateo Majdalani, entrenador de la dupla olímpica. Estuvo en Salta el pasado fin de semana integrando una comitiva que envió la Federación Argentina de Yachting para capacitar a quienes practican la disciplina en nuestra provincia.
En uno de los recesos que se dieron durante el fin de semana, Majdalani dialogó con El Tribuno sobre el trabajo realizado en el dique Campo Alegre y sobre la medalla dorada obtenida por Lange y Carranza en Río 2016.
"Nuestro objetivo es el desarrollo de la vela, aportar nuestro granito de arena para incentivar la navegación deportiva en Salta", comenzó diciendo el entrenador, e inmediatamente resaltó la calidez del recibimiento. "Nos recibieron muy amablemente y aprovechamos el buen clima para trabajar con todos los que concurrieron a las clínicas", agregó.
Majdalani estuvo acompañado por Facundo Olezza y Sol Branz, dos de los atletas olímpicos que compitieron en Río de Janeiro. El grupo se completó con un grupo de oficiales de regatas que capacitaron en cuanto a reglamentación.
"Hemos aplicado nuevos formatos de competencia de tres barcos contra tres que nos ayudó mucho para que la gente se acerque y pueda practicar en diferentes niveles en una misma cancha. Con pocos barcos pudo navegar mucha gente", destacó Mateo sobre las técnicas utilizadas durante el fin de semana.
Luego, Majdalani relató que su vínculo con Lange y Carranza se estableció hace tres años. "Hace tres años que trabajo junto a ellos. A Santiago lo admiro muchísimo; para mí fue un desafío enorme trabajar con ellos porque él es muy demandante, muy perfeccionista en todo", señaló, y no tardó mucho en aclarar cuáles son las características que más admira de la dupla.
"De Santiago admiro la pasión, las ganas, ama lo que hace y no hay otra razón. Sigue navegando y compitiendo habiendo ganado tantas cosas en su carrera", destaco. Y sobre su compañera de competencia resaltó: "Cecilia ama el deporte. Tiene una perseverancia enorme, es muy disciplinada en el trabajo y eso hace una diferencia enorme con el resto".
También tuvo tiempo para hablar de lo que sucedió en Río de Janeiro. "Sabíamos que había seis barcos muy parejos y que iban a luchar hasta el final, Cuanto más presión hay mejor navegan Santiago y Cecilia, y realmente hicieron el mejor campeonato de sus carreras. Yo y el resto de los argentinos los seguíamos en la costa y con una planilla íbamos viendo el tema del puntaje. Fui un hincha más y ese final lo sufrí al igual que el resto", concluyó.
Mateo fue testigo de una experiencia inolvidable y parte de lo que vivió lo volcó a benefició del yachting salteño.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia