Llegó con la chapa de haber sido arquero de Boca y la obligación de ganarse el puesto en el arco de Central Norte.
A sus 35 años, Ezequiel Medrán afrontará un gran desafío con el cuervo esta temporada para tratar de lograr el tan ansiado ascenso al Federal A.
"Estoy contento de sumarme a este plantel, es un lindo desafío. Estoy empapado del fútbol del ascenso y sé las exigencias que demanda estar en un club tan grande. Nos estamos conociendo con los chicos. Desde que llegué, me trataron muy bien, tantos mis compañeros como la dirigencia".
Con respecto a la obligación de conseguir el ascenso, Medrán remarcó: "Tuve la suerte de ligar con la presión de buscar los campeonatos, es un torneo complicado y con pocos ascensos. El hincha de Central Norte y los jugadores sabemos cuál es el objetivo este año y vamos a dejar todo para lograrlo".
Al tener una larga trayectoria en el fútbol argentino, las expectativas del hincha crecen y si bien no fue titular en el clásico contra Gimnasia por un tema de habilitación, Medrán sabe que tendrá que pelear el puesto con Diego Antonio y Lucas Rodríguez.
"Acá hay una competencia sana. Me entregué por completo por cada camiseta que defendí y estoy acostumbrado a vivir con la presión. Sé que el hincha de Central es popular por su exigencia, ellos tienen que confiar a muerte en nosotros. Tuve la suerte de tener una carrera importante, todavía no terminó y quiero seguir logrando metas", se ilusionó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia