La leyenda de Fabricio Reyes en Central Norte crece a pasos agigantados con nuevos capítulos escritos con la magia goleadora del delantero nacido en la localidad de Luis Burela.
La Perla deslumbra a los fanáticos del cuervo y ayer no fue la excepción, ya que se despachó con dos golazos en la victoria ante Lastenia.
El máximo artillero azabache continúa inflando redes y agrandando su marca personal, que llegó a 16 goles en el torneo y es el delantero más letal de todo el torneo Federal B.
Reyes tuvo su revancha y supo sobreponerse de la carga del penal que erró la fecha pasada, que le costó a su equipo la derrota en Ranchillos.
Embed

El goleador vivió una tarde especial en el Dr. Luis Güemes, abriendo el camino del triunfo de una manera poco convencional: "Fue el segundo gol de tiro libre que hago en mi carrera, estoy muy contento por eso", dijo orgulloso la Perla.
Apenas el árbitro sancionó la infracción, Reyes marcó presencia junto a Matías Ceballos, el encargado de la pelota parada, y se postuló para pegarle. "Había hablado con un amigo, él quería que haga un gol de tiro libre y justo Matías me la dio, veía que la podía meter", dijo el atacante de Central Norte, quien luego contó su particular festejo: "Fui con mis amigos, ellos vinieron de mi pueblo para verme jugar y me dijeron que si hacía un gol se lo dedicara a ellos. Cumplí y les agradezco por haber venido".
En cuanto al rendimiento del equipo, Reyes analizó: "Comenzamos muy imprecisos, no podíamos hacer dos pases seguidos. Ellos en los primeros quince minutos salieron a jugar de igual a igual, después se cansaron y en su mejor momento les hicimos el primer gol", remarcó.
Central Norte ganó, pero hubo varios puntos bajos que deberán mejorar si es que el cuervo pretende hacer realidad su sueño. "Para el ascenso tenemos que trabajar mucho más, porque perdemos pelotas atrás, en el medio y adelante, pero vamos a seguir trabajando", describió con agudeza el artillero azabache.
El equipo no jugó bien y Reyes lo reconoció sin poner excusas: "El campo de juego no tiene nada que ver, tenemos que acostumbrarnos a jugar acá. Es lindo estar clasificados, pero sabemos que tenemos que terminar primeros para definir los play-offs en nuestra casa", concluyó.

  • La expulsión del Enano y una lesión grave
Matías Fernández tuvo una tarde para el olvido en su regreso a la titularidad. El Enano fue expulsado tras chocar con Marcos Farías, delantero de Lastenia, quien fue trasladado en ambulancia para ser hospitalizado por una fractura de tibia. El volante cuervo, dolido por la acción desafortunada, explicó: “Fui a buscar la pelota, él llegó un segundo antes y chocó con mi planta. Fue involuntario, ojalá no tenga nada, lo digo de corazón, me duele mucho lo que pasó. Esto es fútbol y estamos expuestos a estas cosas”, dijo Fernández.

  • La autocrítica de Guzmán
“En los últimos partidos tuvimos una meseta en el rendimiento. Lo importante es que sigamos mejorando y corrigiendo; ante Lastenia supimos sobreponernos del golpe que tuvimos en Ranchillos. Para nosotros el hecho de tener a Fabri (Reyes) es un plus por el momento que está pasando. Si nosotros colaboramos también para potenciarlo vamos a dar que hablar”, dijo Nicolás Guzmán, quien relevó a Matías Ceballos en el complemento.

  • El cuervo salió a buscar arquero
Central Norte está en condiciones de sumar un arquero al plantel que conduce Pedro Rioja. La lesión de Mariano Maino, quien fue operado por la rotura de ligamentos, por lo que se perderá lo que resta del torneo, le dio la posibilidad a los directivos del cuervo a buscar reemplazante. Las máximas autoridades de Central hicieron los trámites correspondientes en el Consejo Federal y fueron autorizados para incorporar un guardavallas. Por ahora no hay nada concreto, aunque ya comenzaron a sondear nombres.

  • Sin incremento de público
El estadio “Dr. Luis Güemes” albergó ayer a alrededor de 2 mil socios, que se dieron cita para alentar a su equipo. La merma en la concurrencia evidenció que los hinchas no agotaron la totalidad de entradas que se pusieron a la venta. De todos modos, los números son alentadores para los dirigentes, si bien quedó un remanente de platea.
Por otra parte, un facción de la barra se cruzó con la Policía ayer tras el partido. Los incidente se registraron en Avenida Entre Río y Alvear. Afortunadamente, no pasó a mayores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia