¿Cómo es el acuerdo de la escuelita con la incorporación de los chicos a las inferiores de Juventud?
La escuela de fútbol se llama Los Santitos. Es una denominación que no está registrada pero tampoco hubo un acuerdo tácito a los largo de estos 20 años con las diferentes comisiones directivas. Sí, se charlaba a principio de año si cómo se trabaja con una escuela de fútbol con la intención de ir formando a los chicos que luego se incorporan a las divisiones inferiores. Por año disponemos de unos 20 o 25 chicos que van pasando a la división más chica, que un principio era la octava división, tiempo después se fue armando la novena. Con ese acuerdo estuvimos trabajando a lo largo de todo estos años en el club, con los distintos presidentes y que sigue. Es cierto que no hay un acuerdo firmado, un contrato estipulado, el acuerdo verbal que tenemos entre ambas partes es algo que se valora.
¿Con cuántos chicos se trabaja en la escuela en infantil de fútbol?
Nosotros en la actualidad tenemos unos 243 chicos trabajando dos turnos, mañana y tarde. El plantel de profesores se integra: María Elena Burgos, encargada de los más chiquito entre 4 o 5 años; a lo que consideramos apropiados porque son los chicos de la edad de un jardín de infantes, acostumbrados a la presencia femenina. Tratamos de darle continuidad a esa tarea docente. También está el profesor Juan Flores que viene de El Carril. Juan Muñoz exprofe de la escuela de fútbol de Central Norte. Hemos sumado a Eduardo Ochoa. El profe Raúl Rivero con la categoría de los más grandes. Y el profe Sergio Arroyo (Puma), encargado de la novena categoría.
¿Cómo es el aporte que realizan los padres para la manutención de las escuela?
Se cobra un cuota mensual y un seguro. No es a todos los chicos. Somos conscientes de que hay chicos que están tocados por la varita de Dios y tienen un genética especial. Entonces, eso nos sirve para incorporarlos a la escuela de fútbol
¿Cuál es el balance de haber participado en varios torneos?
Tenemos un cronograma que ronda entre los 15 y 12 viajes por año, entre todas las categorías para la cual se les comunica a los padres con un tiempo prudencial. Así comienza el trabajo en base organizar los bonos de contribución. Los viajes sirven para que los chicos se vayan independizandose. Los niños deben tener una capacidad de adaptación constante que en el fútbol se presentan en diferentes situaciones.
¿Desde qué edad y hasta qué edad se trabaja?
Desde los 4 hasta los 12 años, que es la edad que hacen su egreso a la escuela de fútbol para integrar la novena división. Cuando se inscriben en Juventud los derechos federativos le pertenecen al club. Tiene mucho que ver el trabajo que se hace entre los 5 y 6 años con la escuela de fútbol. Una vez que lo toman para las divisiones inferiores siempre tienen que ir complementando ese trabajo, perfeccionando lo.
¿En qué categoría comienza la etapa competitiva?
El inicio de la parte competitiva se lo hace con el profe de la octava división y el de la novena división. Entonces ellos van observando los partidos previos para que después vayan teniendo conocimientos, más allá de los informes que nosotros le vamos brindando. No hay mejor forma que observar directamente el desenvolvimiento de los chicos, pero si es fluido el contacto que hay, mas allá de que cada profe tiene su criterio que mucha veces hace que un chico ha jugado en el fútbol infantil de volante central pase a ser marcador central o delantero. Todo consideramos que es un aporte que le puede brindar al crecimiento de los chicos
¿Por qué los chicos del club no llegan al plantel de primera?
Todo va acompañado por como se va moviendo la sociedad y en cuanto a los cambios que hay. Siempre hemos tenido la suerte y la posibilidad de tener chicos con muchas condiciones. A nivel escuela de fútbol cumplimos con todos los requisitos que consideramos necesario. A partir de las divisiones inferiores la vivencia y el entrenamiento van variando y si un chico no tiene la capacidad de adaptación constante va dejar el fútbol. A ver, otro tema que coincide con esto el advenimiento de los buscadores de talentos y los empresarios, que desde una edad temprana se los llevan a probar suerte en otro la do.
¿Y qué otro efecto contraproducente inhibe el crecimiento?
Contribuye también a que cada vez los procesos son muchos más cortos. Los resultados obligan a que los técnicos de la primera traigan jugadores formados, entonces quizás no se tenga la paciencia necesaria para que los jugadores que vienen de las divisiones inferiores puedan madurar dentro de un plantel y puedan explotar. Pero ya depende de una política deportiva a nivel club y que es un proceso al largo plazo. Nosotros cumplimos en proceso que es la escuela de fútbol, los profes de las inferiores hacen los mismo, ya depende en otro tipo de proyectos en cuanto a la primera.
¿No sería lo mejor que el club pueda dar cabida a los propios jugadores del club?
Viste que ahora los chicos son más despiertos, más atentos que en años anteriores, entonces llegan hasta cierta división en la cual ellos van avizorando. Uhh no voy a llegar a la primera y optan por tomar otro camino. Pero es algo que escapa a nosotros y tiene que ver con la necesidad de lograr un ascenso. Entonces por eso se trae tantos jugadores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia