Una de las reglas más importantes de cualquier deporte es no festejar antes de tiempo. Sin embargo, la turca Kobra Korkut pecó de exceso de confianza y pagó caro una jugada que podría haber terminado a su favor.
Durante los Juegos Paralímpicos que se celebran actualmente en Río de Janeiro, Brasil, la holandesa Kelly van Zon marcó un extraordinario punto durante una de las semifinales de tenis de mesa.
Cuando la pelota parecía picar e irse para cerrar un punto en favor de Korkut, la actual campeona, que este martes buscará la medalla de oro, voló en un salto desesperado hacia la reivindicación y realizó una fantástica maniobra.
Mientras la jugadora turca celebraba el punto, la holandesa logró devolver la pelota de manera impensada y marcó un punto en lo que finalmente fue victoria para ella.
En la final de este martes, Kelly van Zon deberá enfrentarse ante Stephanie Chan en busca de la máxima presea olímpica.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia