El presente de los equipos salteños en el Federal B es muy bueno en cuanto a lo deportivo porque de los cuatro clasificados hasta el momento por la zona 7, tres de ellos son de la provincia; e incluso podrían sumarse dos más si es que Pellegrini y Progreso de Rosario de la Frontera logran su cometido este fin de semana. Pero a los clubes salteño, no solo a los que clasificaron sino también a los que no lograron hacerlo, les surgen complicaciones en cuanto a lo económico porque, en su mayoría, esperan cobrar el subsidio -o sponsoreo- prometido por el Gobierno provincial que asciende a $100.000 mensuales.
Algunos clubes no cobran desde julio y otros no lo hacen desde agosto y la situación se complica. Es que cada club necesita, como mínimo, $150.000 para cubrir con todos los gastos que demanda la participación en este Federal B, por lo que el subsidio que brinda el Gobierno es un gran aporte al momento de la conformación del presupuesto.
Ante esta situación los clubes del interior y otros capitalinos, según informaron algunos dirigentes de los mismos, se autoconvocarán en la capital salteña la próxima semana para buscar mantener una audiencia con el gobernador y explicarle su situación intentando tener una respuesta.
Esperan que esta situación no se haga insostenible y que no los perjudique, teniendo en cuenta que ya tienen compromisos adquiridos con los que deben cumplir.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia