Roger Federer sigue haciendo historia, ya que ayer le dio a Suiza la primera Copa Davis al derrotar al francés Richard Gasquet en tres sets 6-4, 6-2 y 6-2, en el tercer partido de individuales de la final, en Lille. Suiza se colocó 3-1 y el último partido de individuales, entre Stanislas Wawrinka y Gael Monfils, no se jugó.
Tras llegar a la final con problemas en la espalda y perder su primer partido de singles, Federer sumó, el sábado junto a Wawrinka, un punto en el duelo de dobles y ayer el definitivo frente a Gasquet, que sustituyó a ultima hora a Jo-Wilfred Tsonga, el mejor tenista francés del momento según la ATP, que estaba lesionado de su antebrazo derecho.
"Todo el mundo hizo un trabajo enorme para estar listos. Stan (Wawrinka) jugó de manera increíble este fin de semana para darme la oportunidad de ganar hoy (por ayer)", analizó Federer tras el duelo. Este era el único gran título anual que le faltaba al gran tenista suizo en su carrera, que ganó 17 Grand Slams, 6 títulos del Masters y la medalla de oro olímpica en dobles.
El otro gran vacío en su historial es la medalla de oro individual en unos Juegos Olímpicos, que podría intentar ganar en Río 2016 y unirse a su gran rival español Rafael Nadal y al estadounidense Andre Agassi, únicos que ganaron los cuatro Gran Slam, el título olímpico y la Copa Davis.
"Hemos trabajado duro para esto. Hace cerca de 15 años que juego esta competición y nunca había estado tan cerca de ganar como este fin de semana", recordó el tenista suizo. "Hemos vivido un gran fin de semana, con unos días difíciles. Federer estuvo impresionante. Nos entendemos bien y disfrutamos jugando juntos", señaló Wawrinka, ganador del primer punto para Suiza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia