Nacido en estas tierras y formado en las canchas de básquet de la provincia, Federico Parada es el emblema local de Salta Basket en el Torneo Nacional de Ascenso, que tiene al equipo capitalino en los primeros puestos con cuatro victorias y la misma cantidad de derrotas.

En solo dos días los infernales perdieron dos encuentros por una diferencia de solo dos puntos, pero la última, ante Hindú, fue la que más dolió por una serie de circunstancias que tienen que ver con la actitud del equipo y también con el fallo arbitral.

Después del increíble partido que perdieron el domingo, ¿seguís con bronca o ya pasó?

Estoy un poco más tranquilo, pero del partido ante Hindú me dejaron muchas sensaciones.
Durante casi todo el encuentro no pudimos cambiar ritmo ni actitud. Recién en los últimos 5 minutos quisimos revertir la situación.

Mostraron una faceta desconocida, especialmente en el primer tiempo, ¿qué sucedió?

Tuvimos muchos errores, malas jugadas. Nos faltó actitud y la entrega que nos caracteriza. Por lo mostrado en dos días ante Villa Ángela e Hindú, estamos hablando de dos partidos completamente diferentes.
Ayer (por el domingo) tuvimos la sensación de que podíamos haber ganado, pero no tuvimos actitud.

Recalcaste varias veces la palabra actitud, ¿sentís que en este partido directamente no la tuvieron?

Nosotros constantemente nos arengamos. Contra Hindú pedíamos cambiar, contagiarnos y hubo un momento del juego que intentamos hacerlo. Ahora pienso que no nos puede pasar lo mismo nunca más de local.

¿Y qué puede haber influido para que esto ocurra?

No sé si será cansancio, la fatiga de los viajes. La verdad, no le encuentro explicación porque las ganas de ganar siempre están y también estuvieron en este último partido.
Nos pasó que no podíamos cambiar el ritmo. Quizá nos contagiamos del juego más pasivo de ellos y nos bloqueamos.

El público y ustedes se fueron muy molestos con el arbitraje de Maximiliano Piedrabuena, ¿se vieron perjudicados?

Me quedó la sensación de que no fue parejo el arbitraje y eso lo hablaba más temprano. Sentí que sí nos condicionó en el juego. Algunas decisiones nos frustraron, pero no le quiero echar la culpa al arbitraje, nosotros somos los responsables. Los malos fallos pueden ser un factor, pero al partido lo perdimos nosotros.

La frase que más se repite en el fútbol es que siempre te da revanchas, pero en el básquet ese desquite llega aún más rápido y el próximo lunes juegan nuevamente contra Hindú, ¿ganarles sería sacarse la espina que ahora tienen?

Seguramente, no tengo dudas de que sería así. Sería lo ideal ganarles allá para olvidarnos de esto.
Primero tenemos que pensar en jugar un buen partido ante Sarmiento (el sábado 14) para levantar cabeza y después vamos a pensar en el otro encuentro.

Tenemos la sensación de que con Hindú pudimos haber ganado. Ahora va a depender de nuestra cabeza y de ser más agresivos.

Llamó la atención que Ricardo De Cecco (entrenador de Salta Basket) haya sentado durante varios minutos a Eric Freeman, quien no tuvo un buen partido, ¿fue un llamado de atención para él por su poca participación y una bajada de línea a los demás?

Nadie duda de las condiciones de Eric, es un excelente jugador. Pero él se tiene que comprometer un poco más en defensa y no lo está entendiendo.

Reitero que Freeman tiene muchas condiciones y para nosotros es un jugador importante. No sé por qué Ricardo lo sentó y debería responderte la pregunta él, pero si estuve al tanto del poco tiempo de juego que tuvo.

Te preguntaba si esto que sucedió con Freeman es un llamado de atención para todos, ¿lo creés así?

Ricardo fue claro de entrada y dijo que no tiene prioridad con ninguno. Él no tiene problemas en sentar a cualquiera, sea cuál sea el apellido.

Al no haber descensos, dijo que no va a tener inconveniente en cambiar a ciertos jugadores por juveniles que tengan más ganas de jugar. De Cecco no tiene privilegios con nadie y si no ve actitud en alguien, lo va a sacar.

Personalmente, ¿cómo te adaptaste al Torneo Nacional de Ascenso?

Para mí es una categoría nueva y estamos por buen camino. Más allá de lo que pasó contra Hindú, la entrega siempre está y las ganas de ganar van a estar en todos los encuentros.

¿Y Salta Basket ya se adaptó a la segunda categoría más importante del país?

Nuestra entrega es constante y nosotros nos vamos contagiando. En este grupo hay buena vibra siempre y eso lo remarco porque no me pasó en muchos clubes.

Por lo demostrado en estos ocho partidos jugados, especialmente en los disputados en el estadio Delmi, ninguno de los equipos que conforman la zona norte los pasó por encima y ustedes están entre los primeros, ¿te sorprendió o esperabas eso a principios de temporada?

Hay muchos equipos entonados y nosotros tuvimos buenos partidos. Estoy conforme con lo que estamos haciendo, pero de todas maneras no hay que ser conformistas tampoco y tenemos equipo para ganarle a cualquiera. Vamos a mostrar otra cara de visitante, como ya lo hicimos ante Comuncaciones y Oberá. Pretendo ser más ambicioso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia