Lejos de ser una potencia en estas tierras, el béisbol logró lo que el fútbol no pudo, ya que ayer se consagró en el Sudamericano disputado en Perú al derrotar nada menos que a Brasil por 4 a 1 y obtuvo su cuarto título en las últimas cinco ediciones del torneo. En el plantel de Los Gauchos sobresalieron los siete salteños -todos del club Popeye- que integraron el plantel.
El combinado nacional no había arrancado de la mejor manera el campeonato el domingo pasado en Lima, aunque con un juego bastante prolijo ante Brasil, ya que cayó por 5 a 4 en un partido muy duro.
Mauricio Costa, Federico Gómez, Lucas Montalbetti, Ezequiel Talevi y Diego Echeverría, todos jugadores de Popeye, arrancaron como titulares, mientras que en el banco estuvieron los otros dos representantes provinciales (José Gerez y Lucas Ramón).
Al otro día llegó el alivió para el conjunto argentino, porque sin despeinarse le ganó a Bolivia por 12 a 0. Para ese juego en el 9 inicial volvieron a estar presentes Costa, Gómez, Montalbetti, Talevi e ingresaron Gerez y Ramón, que hizo su debut oficial.
El martes Los Gauchos se enfrentaron por primera vez con los anfitriones y también fue una holgada victoria para el futuro campeón, que derrotó a los peruanos por 16 a 2.
La segunda rueda para los peloteros comenzó con otro impecable triunfo y en solo cinco innings, ya que derrotó a Bolivia por 16 a 0.
El jueves el conjunto dirigido por Mariano Spotorno tuvo su última caída y esta vez fue ante Perú, que se llevó el partido por 6 a 3. Otra vez estuvieron en el diamante Costa, Gómez, Montalbetti y Ramón.
La derrota los llevó a jugar nuevamente ante los peruanos, pero esta vez por las semifinales del Sudamericano y un día más tarde ese partido fue el primero de los cruces en busca de un lugar a la gran final (el otro encuentro fue Brasil ante Bolivia).
El sábado, y con la presencia en el campo de Costa, Gómez, Montalbetti y Talevi, Los Gauchos ganaron por la mínima, 3 a 2, y se metieron nuevamente en la gran final de la competencia.
Ayer ante un muy buen marco de público, Argentina y Brasil, los mejores equipos del Sudamericano, se enfrentaron y el seleccionado celeste y blanco sacó chapa y logró quedarse con una nueva copa para sus vitrinas.
Los dirigidos por Spotorno salieron a jugar con los salteños Costa, Gómez, Montalbetti, Talevi y el bonaerense radicado en esta ciudad, Diego Echeverría, quien fue el encargado de dominar el bateo brasileño.
¡Felicidades, campeones!

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia