Ignacio Fernández, volante de River Plate, reveló que su llegada al club, a comienzos de año, resultó un fuerte impacto en su vida personal, especialmente por una infrecuente popularidad que lo expuso "hasta en Punta Cana", y que le costó sobrellevar en sus primeros meses de adaptación.
"En La Plata no me conocía nadie, ahora me fui de vacaciones a descansar unos días a Punta Cana y me pedían fotos y autógrafos en la playa, increíble, pero hay que acostumbrarse y tener siempre los pies sobre la tierra, porque si no te mareas y te hace mal", contó el ex jugador de Gimnasia LP en diálogo con Télam.
Nacho, que está noche no jugará el amistoso ante América de Cali en Fort Lauderdale por un esguince de tobillo, aceptó que cambió todo desde que se puso la camiseta de River. "Fue fuerte la diferencia, en los partidos, la prensa, en la calle y hay que estar tranquilos para poder adaptarse rápido porque nadie te espera", dijo.
Sobre la adaptación el jugador consideró: "Son cuestiones personales, a cada uno le pasan cosas distintas, pero es lógico que cueste porque es una club grande y se necesita tiempo. En mi caso, empecé bien en el verano y luego fui decayendo, como todo el equipo. Ahora hay que tratar de hacer una buena pretemporada para no repetir ese bajón".
"Traté de ir despacio, no salir tanto, porque soy consciente dónde estoy y lo que te exige estar acá, por eso me mantuve aislado, es un club muy grande en cuanto a las dimensiones de lo que genera", explicó acerca de su conducta como futbolista millonario.Nacho Fernández: "River me cambió la vida"

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia