El británico Lewis Hamilton, actual campeón, y su compañero de equipo, el alemán Nico Rosberg, configuraron ayer el 1-2 de la escudería Mercedes en el Gran Premio de China de Fórmula 1, que se disputó en el autódromo de Shanghai por la tercera fecha del Campeonato Mundial.
De esa manera, le devolvieron el protagonismo a la marca alemana, titular de la Copa de Constructores, que la fecha pasada en Sepang, Malasia, fue relegada por Ferrari, cuyo primer volante, el alemán Sebastian Vettel fue tercero en el circuito chino.
Desde el inicio de las actividades en Shanghai, Hamilton dominó todos los entrenamientos, el sábado consiguió la "pole position" y también gobernó con autoridad la carrera de 56 vueltas sobre un trazado de 5.451 metros, como ocurrió también el año pasado.
El británico, líder de la temporada que comenzó con su victoria en Melbourne, Australia, marcó un tiempo de 1 hora, 38 minutos, 42 segundos y 8 milésimas, seguido a 714/1.000 por Rosberg y a 2s.988/1.000 por Vettel.
Al término de la prueba, los pilotos de Mercedes generaron tensión con sus declaraciones, al entender Rosberg que Hamilton ralentizó el ritmo de la carrera para conservar sus neumáticos, lo que perjudicó la estrategia del alemán.
"Es interesante escucharte decir, Lewis, que estabas pensando solo en ti mismo con tu ritmo en cabeza", ironizó Rosberg en rueda de prensa.
"Eso perjudicó innecesariamente mi carrera", apuntó sobre la desaceleración.
Los restantes puestos puntuables en el Gran Premio de China fueron para el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), el brasileño Felipe Massa y el finlandés Valtteri Bottas, ambos con Williams; el francés Romain Grosjean (Lotus), el brasileño Felipe Nasr (Sauber), el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) y el sueco Marcus Ericsson (Sauber).
Hamilton, a pesar de algunos problemas técnicos que volvieron a elevar la temperatura de su asiento cuando aún estaba a 20 giros del final, como ocurrió el viernes pasado, consiguió hacerse con la victoria número 35 de su carrera.
Con 68 puntos, el actual campeón de la categoría encabeza la clasificación general seguido por Vettel con 55, Rosberg con 51, Massa con 30 y Raikkonen con 24. Por su parte, la Copa de Constructores muestra a Mercedes al frente con 119 unidades, con ventaja sobre Ferrari (79) y Williams (48).
La próxima carrera será el domingo 19 con la disputa del Gran Premio Bahrein.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia