En diferentes puntos del planeta ayer hubo festejos de jugadores argentinos.
Así, Benfica, de los argentinos Nicolás Gaitán, Eduardo Salvio y Lisandro López se proclamó ayer campeón de la Liga de Portugal por trigésima cuarta vez en su historia al empatar en su visita ante Vitoria Guimarães 0 a 0 y aprovechar la igualdad del escolta Oporto en el estadio de Belenenses 1 a 1. En Benfica jugaron desde el comienzo el ex Boca Juniors, Nico Gaitán, y el ex Lanús, Salvio; mientras que Lisandro López, con pasado en Arsenal de Sarandí y Chacarita Juniors, estuvo en el banco de suplentes. A falta de una jornada Benfica se aseguró el título, ya que si bien le lleva 3 unidades a Oporto con la misma cantidad de puntos en juego, si es alcanzado en la cima de los posiciones por este último, lo aventaja en los enfrentamientos entre ambos conjuntos en el torneo.

Samuel festejó en Suiza
El defensor argentino Walter Samuel, de 37 años, sumó nuevo título a su carrera al consagrarse campeón con Basilea de la liga suiza.
El exjugador Newell's Old Boys de Rosario y Boca Juniors consiguió su título número 18 a nivel equipos más la obtención del Mundial sub-20 Malasia 1997 con el seleccionado argentino. Samuel, que festejó junto al ex Chacarita Matías Delgado, estuvo en el banco de suplentes observando el empate de su equipo, como local, ante el escolta Young Boys por 0-0 que le permitió coronarse cuando restan tres partidos para el final por los 11 puntos de diferencia que le sacó a su perseguidor.

Garay en Rusia
El defensor argentino Ezequiel Garay se consagró campeón de la Liga rusa con su equipo, Zenit, que empató con Ufa por 1 a1 y aún así festejó a dos fechas del final.
Garay, integrante de la nómina preliminar del seleccionado argentino para la próxima Copa América de Chile, fue titular en el equipo dirigido por el portugués André Vilas-Boas que le sacó ocho puntos a CSKA Moscú, último bicampeón.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia