El seleccionado argentino juvenil de rugby, Los Pumitas, perdió hoy frente a Irlanda por un inobjetable 37-7 en una de las semifinales del Mundial Sub 20, que se llevó a cabo en el estadio de la Academia de Manchester City, en Inglaterra, y jugará el próximo sábado a las 12.45 ante Australia o Sudáfrica, en el estadio Bell de Salford, por un histórico tercer puesto.
El equipo nacional había alcanzado esta instancia en el Mundial de Sudáfrica 2012, pero cayó ante Gales, por lo que de ganar el sábado, obtendrá la mejor posición en la historia. Los Pumitas, que le habían ganado sucesivamente a Francia (24-15), Sudáfrica (19-13) y Japón (39-20), con lo que finalizaron primeros en el Grupo C, fallaron en casi todos los aspectos del juego y desperdiciaron la oportunidad de llegar a la final.
Sin embargo el entrenador Nicolás Fernández Lobbe pidió "recuperar de la cabeza" para el partido del sábado y admitió que se cometieron "muchísimos errores". "Uno aprende más de las derrotas que de las vitorias. A los chicos les servirá mucho todo lo que pasó de cara al futuro, pero las virtudes que teníamos antes de este partido las seguimos teniendo", puntualizó.
Por su parte, el capitán del equipo Juan Cruz Mallía habló sobre la semifinal. "Sabíamos que sería un partido difícil, pero no nos salió nada, fue muy duro arrancar tres tries abajo". "Cometimos muchas infracciones, muchos penales en el piso, pero ya está, tenemos que sacarnos la bronca y pensar en el próximo partido porque vinimos a hacer historia", agregó.
Por último, Mallía afirmó: "Tuvimos un mal día, debemos dar vuelta la página, el peor partido que pudimos haber jugado lo jugamos hoy. Es difícil levantarse después de un resultado así en una semifinal pero tenemos la exigencia de jugar el sábado. Lo vamos a hacer con muchas ganas, vamos a salir terceros", prometió.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia