Los argentinos Federico Delbonis y Juan "Pico" Mónaco ganaron los ATP de Casablanca y Houston, respectivamente, y cortaron una racha negativa sin títulos que data de dos años atrás.
A primera hora el azuleño Federico Delbonis, cuarto cabeza de serie, derrotó al croata Borna Coric, tercer favorito, ayer en la final del ATP de Casablanca por 6-2 y 6-4, para terminar con una sequía de títulos para el tenis argentino.
Es que la Legión argentina no levantaba un trofeo desde que el correntino Leonardo Mayer festejó en Hamburgo 2014, por lo que pasó más de un año y medio para volver a ver a un compatriota en lo más alto del podio.
En Marruecos, el bonaerense ya se había asegurado ser Top 40 en el ranking y convertirse en el mejor argentino sembrado desde este lunes, pero también el gran momento se verá reflejado en la carrera al Masters de Londres, ya que se meterá Top 20 en el ordenamiento determinado por las actuaciones del año calendario.
En el primer set, el argentino se destacó por su solidez: un claro 6-2 en 46 minutos de juego mostraron clara superioridad luego de convertir dos de las seis chances de quiebre, contra 0/1 de su rival.
A base de potencia con su drive desde el fondo de la cancha, el albiceleste siguió dominando con su servicio en el segundo set, aunque sin quiebres hasta que su rival sirvió 4-5. Allí, aprovechó los errores de su rival y capitalizó el segundo match point para el 6-2 y 6-4 final ras una hora y 30 minutos de juego.
En 2016, Delbonis ya había hecho cuartos de final en Río y San Pablo y jugaba su cuarta final ATP, siempre en canchas lentas.
Previamente, el zurdo de 25 años se había consagrado en San Pablo mismo, en 2014, mientras que cedió en las finales de Hamburgo 2013 (tras vencer a Roger Federer) y Niza 2014.
Además, tiene siete títulos a nivel Challenger, tres de ellos en 2015.
En semifinales el argentino había vencido 6-4 y 6-3 al español Albert Montañés (123º; ex-Top 25º), tras una semana sin dudas y sin ceder parciales. Su rival, en cambio, había batallado para vencer por 7-6 (5) y 7-6 (5) al checo Jiri Vesely (55º).
El argentino, además, llegaba con la inyección anímica que le dio su inolvidable paso por Indian Wells, cuando eliminó al escocés Andy Murray y jugó por única vez en octavos de un Masters 1000.

Houston, sin problemas

Horas después del festejo de Delbonis llegó el título de "Pico" Mónaco, número 148 del ranking de la ATP.
Es que el otro argentino ganó el torneo en cancha de arcilla en Houston, al vencer al campeón defensor, el estadounidense Jack Sock (N.25), con marcadores de 3-6, 6-3, 7-5.
Mónaco, ex número 10 del mundo y quien ya se había coronado en Houston en el 2012, ahora tiene diez títulos en su carrera.
El argentino había llegado a estas instancias tras someter en sets corridos de 6-4, 6-2 al español Feliciano López para llegar a su primera final en más de un año, luego de una larga pausa por lesiones.
En tanto, el estadounidense Sock, cuarto sembrado, había superado en la etapa previa a su compatriota John Isner (N.1) por 7-6 (7/4), 6-3.
Esa fue la primera semifinal de Mónaco, de 32 años, en más de 13 meses, desde el ATP de Buenos Aires, también en canchas de arcilla.
El ex número 10 del mundo se perdió seis meses de competición después de someterse a una cirugía en su muñeca derecha en agosto de 2015.
Su último título fue en el torneo de Düsseldorf (Alemania) en el 2013.
El argentino subirá casi 40 puestos en la clasificación mundial de la ATP tras este torneo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia