Los popeyanos se llevaron una gran sorpresa ayer en Buenos Aires, lugar a donde llegaron con el liderazgo de la tabla del torneo Tres Provincias pero tras dos derrotas dejó la definición del torneo a rojo vivo.
La lluvia no permitió que la disputa de la tercer y última fecha del certamen arranque el viernes, por lo que se reprogramó para que se juegue ayer.
En el primer turno, el equipo Bordó se midió contra Dolphins de Córdoba y no mostró su mejor versión en el diamante bonaerense.
Con un bajo promedio de bateo, los popeyanos fueron anulados por Robles, quien estuvo a cargo del montículo en el equipo cordobés y fue el protagonista del triunfo de Dolphins por 9 a 1.
Ya por la tarde, en el último turno, Popeye mostró una gran mejoría en el partido contra Daom de Buenos Aires.
El equipo Bordó anduvo bien en los primeros innings e iba dominando por 4 a 0.
No obstante, los errores y desconcentraciones comenzaron a aparecer, permitiendo que los anfitriones empaten.
Los bonaerenses comenzaron a inclinar la balanza a su favor con buenos hits y terminaron venciendo por 8 a 4.
Ahora, con los tres equipos igualados en 5 puntos, hoy Popeye irá en busca del título arrancando a las 14.30 con Dolphins y cerrará a las 17.30 con Daom.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia