El quilmeño Damián Fineschi, a bordo de un Peugeot 408, se adjudicó ayer el primer triunfo de su carrera en el automovilismo argentino al imponerse en una atractiva final del Súper TC2000, por la apertura del campeonato 2015, que se disputó en el autódromo de la ciudad bonaerense de Junín.
Fineschi ganó de punta a punta la primera final de la temporada con un tiempo de 35 minutos 31 segundos y 133/1000, mientras que Matías Muñoz Marchesi (Chevrolet Cruze, a 8114 milésimas de distancia) quedó segundo y Agustín Canapino (Peugeot 408, a 2.408 seg) se ubicó en la tercera posición completando el podio.
La competencia comenzó con un intenso ritmo. Fineschi y Spataro se rozaron en la partida donde prevaleció el piloto del Peugeot semioficial para tomar el mando de la prueba delante del piloto de Renault.
Mientras, en el fondo de la grilla, Norberto Fontana no pudo largar y debió ser remolcado hacia el final de la recta para intentar repararle la caja de velocidades, lo que finalmente no ocurrió y lo sacó de la carrera.
Detrás estaban Muñoz Marchesi y Canapino, que partió quinto y logró superar en ese giro inicial a Facundo Chapur y Lucas Colombo Russell.
Pero había lucha en todas partes, incluso en la mitad del pelotón donde Mariano Werner debió transitar por afuera del trazado luego del toque de un rival.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia