El manáger de River Plate, Enzo Francescoli, aclaró que no se irá del club de Núñez el año próximo a menos que lo echen, porque su cargo es "ad honorem", pero advirtió que tampoco quiere "ser presidente", porque no está "preparado para eso".
"No me voy a ir de River el año que viene, a menos que me echen, porque mi cargo es ad honorem. Pero tampoco quiero ser presidente, porque no estoy estructurado para eso", remarcó Francescoli para desmentir rumores.
"La verdad que no tengo una preparación como para ser presidente, porque con eso hay que convivir a diario, juntarse a comer con los dirigentes de otras disciplinas del club y también de otras instituciones, y no estoy en condiciones", apuntó el ídolo millonario.
Al insistir sobre el tema, el uruguayo destacó que quienes ahora dirigen a la institución "tienen como 30 años de experiencia manejando empresas, y eso se nota por lo bien que pusieron al club desde que asumieron".
Después el Príncipe le apuntó al futuro de su gestión y tras referir que el delantero Lucas Alario "fue el mejor refuerzo de la temporada", anticipó que se "está negociando para renovarle el contrato a Leonardo Pisculichi".
Francescoli llegó a la función que hoy ocupa de la mano del presidente Rodolfo D'onofrio y fue quien insistió con la contratación de Marcelo Gallardo para dirigir al primer equipo tras la partida de Ramón Díaz.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia