El presidente del comité de organización de la Eurocopa de Francia-2016, Jacques Lambert, aseguró ayer, al día siguiente de una oleada de atentados en París, que la mayor preocupación es "tener un nivel de seguridad máximo", pese a que ello pueda rebajar el ambiente festivo del torneo.
"Hoy no tenemos informaciones concretas sobre el hecho de que la Eurocopa pueda ser tomada como objetivo", declaró Lambert a la AFP, aunque precisó: "Sabemos desde hace meses que el riesgo es máximo. El país está en el punto de mira (de los terroristas) y si se ataca un evento mediático, esto dará mayor repercusión" a un eventual atentado.
La Eurocopa de fútbol es el tercer acontecimiento deportivo mundial: para la cita francesa se venderán 2,5 millones de boletos y se espera la visita de un millón de extranjeros en alguna de las diez sedes del torneo (Parque de los Príncipes y Estadio de Francia), Burdeos, Lens, Lyon, Niza, Saint-Étienne, Toulouse, Lille y Marsella.
"El riesgo terrorista, desde la redacción del informe de candidatura, está considerado como un riesgo clave. Lo que demostraron los atentados de enero fue que el riesgo era mayor", añadió Lambert en referencia al ataque contra la revista satírica Charlie Hebdo y contra un supermercado judío, ocurridos en enero pasado también en París y que se saldaron con 17 fallecidos.
"Esto no cambió lo fundamental. Lo que acordamos con el ministro del Interior sigue siendo válido, lo único que se hizo fue revaluar el nivel de riesgo y los dispositivos. De la misma manera, la terrible tragedia del viernes por la noche tendrá el mismo efecto", insistió.

  • Información secreta
El máximo responsable de la organización del torneo continental evitó hablar de las medidas de seguridad que se adoptarán durante el evento. "No voy a hacer públicas informaciones que podrían ser utilizadas por gente que quieren perjudicarnos. Habrá un blackout total", advirtió este antiguo prefecto.
"Un exceso de seguridad podría afectar al ambiente festivo que rodea a este tipo de acontecimientos multitudinarios. Es pronto para tener miedo. Mi principal preocupación será ofrecer el nivel máximo de seguridad. Si eso pasa por medidas menos friendly (de convivencia), me da igual. Lo que me importa es que la gente regrese a casa sana y salva", declaró el que ya fuera responsable de organizar el Mundial de 1998.
Uno de los principales puntos a vigilar será el Estadio de Francia, en las afueras de París, en cuyos alrededores se perpetraron algunos de los ataques del viernes, coincidiendo con el amistoso que disputaron las selecciones francesa y alemana de fútbol.
Es el recinto de mayor capacidad y en el que se celebrarán más partidos (7), entre ellos el encuentro inaugural (10 de junio) y la final (10 de julio).
.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia