¿Con qué expectativas vivís tu regreso al fútbol salteño?
Feliz de tener otra posibilidad y agradecido por la confianza que me brinda Sergio (Albornoz) y la directiva de Mitre. Recibí una llamado de ellos, estaba trabajando en Rosario y me ofrecieron una buena propuesta en lo deportivo, tenía muchas ganas de seguir jugando en este nivel así que estoy con todas las pilas puestas.

¿Es grato que un técnico que fue defensor te tenga en cuenta?
Tengo tiempo trabajando con el Tahui, me conoce muy bien como profesional y persona, lo que le puedo dar en el campo de juego y al grupo. Todas esas cosas suman. Eso habla bien de mi trabajo a pesar que de que me fui de Salta me volvieron a llamar a un club que fue protagonista en los últimos tiempos. Ahora tenemos la misma idea.
¿Estás cerca de retirarte como profesional?
No lo pensé todavía, por eso no dudé en venir, estoy bien para jugar. Mientras tenga ganas de seguir entrenando y pueda correr a la par de pibes de 17 años como lo estoy haciendo, o ayudar a la gente dentro del campo, voy a seguir en esto. Más adelante veremos que me depara el destino.

Siempre fuiste un caudillo en la defensa ...
Toda mi carrera fui así a pesar de mi temprana edad, tuve esa característica de ser muy responsable, siempre estar hablando y ordenando. Hoy con la experiencia lo sigo sosteniendo. El Tahui conoce muy bien el trabajo que hago y como lo puedo ayudar. Espero hacer un buena pretemporada.
Mitre tiene varios jugadores de casi tu misma edad ...
En mi manera de pensar el fútbol se trata de capacidades y no de edades. Es para inteligentes, tengo 38 años la igual que Cristian (Alfaro), o sea que hay un equipo de experiencia. En mucho casos hay jóvenes menores que nosotros que no están para jugar. Cuando te dedicas y podés transmitir algo a los jóvenes es bienvenido para el técnico. Se trata de esas cosas, experiencia y juventud, compaginar bien las edades y darle un equilibrio al equipo.

Estás muy vinculado con Central Norte por tu pasado ...
Tengo los mejores recuerdos, jugué seis años en el club, hice muchas amistades y muy lindas experiencias, al igual que negativas, pero fue una etapa muy linda de mi carrera que quedó atrás. Siempre espero lo mejor para el club, tengo compañeros ahí, buenos amigos e hinchas que veo como lo sufren, yo viví todo eso en mi tiempo, soy uno más de ellos. Siempre me porté bien con el club y el club también lo hizo conmigo.

¿Cómo se separás el cariño que tenés?
Me pasó cuando jugué en Camioneros, fue raro porque enfrenté a un club donde pasé mucho tiempo, pero esto es como la vida; uno sigue avanzando y las cosas van quedando atrás. Se aprende de todo, cosas positivas y negativas, a eso se le llama experiencia y viví muchas en Central Norte.

¿Qué opinás del torneo que se viene?
La clave estará en la preparación, en la conjunción del grupo, arrancar bien las primeras fechas, tomar rápido la idea del técnico y la regularidad que es tan importante en el fútbol, ir creciendo de menor a mayor. El tiempo es corto, al que mejor parado lo encuentre y que lo pueda sostener, que es lo más difícil, podrá lograr un ascenso. Ojalá que sea un equipo de Salta. Nosotros nos estamos preparando para eso.

¿Es irracional pensar que Mitre pueda ascender?
En los torneos anteriores este equipo estuvo en instancias finales, entonces no es descabellado, incluso cuando estuve en Central Norte nos eliminaron en una semifinal y perdieron de forma increíble el ascenso. Todo dependerá de cómo arranquemos, del trabajo que se haga en esta etapa que es fundamental, la formación de grupo y después comenzar con el pie derecho el campeonato. Eso te llena de confianza y las individualidades empiezan a crecer. Una vez que se arranca de esa manera es muy difícil tumbar a un plantel.

¿El torneo será más difícil por lo corto que será?
Sí porque todos van a aspirar al ascenso, si vamos al caso tenés que tener una racha de victorias, un buen rendimiento y podés estar peleando las finales. Se va a poner lindo el campeonato.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia