La clasificación de Juventud Antoniana también pasó ser el triunfo de Alberto Pascutti, quien sufrió y padeció la irregularidad y los puntos perdidos a lo largo del torneo con su estigma sanguíneo y pasional, a tal punto de sufrir alarmas con su salud. El DT del santo estuvo encendido en las declaraciones posteriores al triunfo y sus frases no tuvieron desperdicio. "Aconquija es una cosa en su cancha y otra afuera. Hoy hablé con mi mujer y me largué a llorar, extraño a mi familia. Le dije: 'lo logré otra vez, voy a ir por más y esperemos cumplir el sueño (con lágrimas en los ojos)'. Sufrimos muchas cosas, tuvimos muchas contras. En cinco meses nadie puede decir que salí de mi departamento para algo que no sea ir a trabajar. Hoy media Salta está feliz, pero el hincha tiene que ser paciente. Me rompí el culo trabajando cinco meses. Podríamos haber perdido hoy y yo pasaba a ser una basura y ahora no lo soy tanto. Pero voy a dormir tranquilo esta noche", expresó el estratega, para luego ampliar: "Para muchos, trajimos jugadores que estaban retirados y uno de ellos hizo seis goles (Balvorín). El que hizo posible esta clasificación fue el grupo. Yo di todo lo que puedo dar. Hoy Salta tiene un equipo clasificado y queremos la gloria. Yo parezco más salteño que los salteños, quisiera tener a los tres equipos de Salta en el Nacional B", dijo.
Por su parte, Pascutti se refirió a los puntos perdidos que lo privaron del ascenso directo y habló de Sportivo Patria, su próximo rival. "Nos empató Zapla dos veces en tiempo de descuento. Ningún equipo nos superó, solo Aconquija en la ida. Sinceramente, conozco poco del próximo rival, pero cuando llegué a Salta no conocía a nadie y ahora conozco a todos los equipos de memoria", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia