San Lorenzo y sus principales figuras le hicieron vivir a Salta una tarde especial. Nicolás Blandi fue la figura de la victoria de San Lorenzo ante Unión Sunchales por su doblete y Leandro Romagnoli fue el más ovacionado por los salteños y los que vinieron de otras partes envueltos en los colores azul y rojo.
Y eso que el Pipi no fue titular; ingresó los 24 minutos del segundo tiempo y recibió los aplausos de todo el estadio. Sin lugar a dudas Romagnoli, a pesar de no jugar desde el arranque en el último tiempo, es el símbolo del club y los hinchas se lo hacen a saber en cada oportunidad que tienen.
Por su parte, Nicolás Blandi fue otro de los destacados en la tarde copera. Aportó dos goles de los tres goles para la clasificación y luego habló con la prensa. "Este triunfo nos sirve para arrancar bien el semestre y para sumar minutos de fútbol luego de la pretemporada". El goleador dijo que se "siente cómodo" jugando al lado de Martín Cauteruccio, quien completó el marcador con un golazo.
Ante la consulta de qué les pide Diego Aguirre, Blandi expresó que "es un técnico con mucha experiencia y quiere un equipo compacto, que se defienda bien y que busque el arco de enfrente siempre".
Otro que tuvo una tarde muy esperada y fue el más requerido, después de Romagnoli, es Fabricio Coloccini.
El defensor regreso al primer equipo de San Lorenzo tras 15 años de haber jugado en el exterior. Para el experimentado, San Lorenzo "tiene que ser protagonista en los tres torneos que disputará este semestre. Las expectativas son las mejores".
La fiesta fue completa para los simpatizantes azulgranas que asistieron al estadio Martearena y pueden ilusionarse con este San Lorenzo comandado por Diego Aguirre y que mantiene la base del plantel subcampeón del torneo local. El retorno de Fabricio Coloccini y la cuota goleadora que aportan Blandi y Cauteruccio son algunas de las tantas excusas y los salteños fueron testigos.

  • Gran predisposición

Las figuras del ciclón no solo se brindaron por el espectáculo dentro de la cancha, sino también fuera de ella. Desde que llegaron a Salta se mostraron siempre predispuestos con la gente y anoche, tras la victoria, volvieron a posar con sus fanas en las puertas del vestuario mientras desfilaban al colectivo. Torrico, Romagnoli, Blanco, Blandi, Mercier, Ortigoza y Coloccini repartieron sonrisas y selfies.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia