El vicepresidente de Arsenal, Miguel Silva, tildó como un "hecho aislado" a los disturbios generados ayer por parte de la barra brava del club de Sarandí y que provocaron la suspensión del partido ante Aldosivi de Mar del Plata, por la séptima jornada del torneo de Primera División 2015.
"Fue un hecho aislado. No hay internas de barra, fue algo lamentable y patético que nos parte el alma a la familia de Arsenal", declaró el dirigente.
Los desmanes comenzaron minutos después de iniciado el encuentro cuando parte de los integrantes de la barra brava del conjunto local intentó ingresar al estadio sin entradas.
Esta situación provocó que se enfrentaran con las fuerzas de seguridad y que posteriormente se suspendiera el partido a los 30 minutos de la primera etapa, con la derrota parcial del local por 1-0.
"En el momento que los hinchas de Arsenal estaban entrando, llegó gente sin entradas y se armó el disturbio", explicó el segundo directivo más importante de Arsenal.
"La gente de Arsenal no es violenta y siempre tuvo comportamiento ejemplar" "La gente de Arsenal no es violenta y siempre tuvo comportamiento ejemplar"Con respecto a la probable sanción que podría sufrir la institución de Sarandí, aseguró: "Al club seguramente lo van a sancionar y vamos a acatarlo".
Por último, Silva comentó que el jefe de la barra brava de Arsenal, sindicado como el responsable de haber iniciado la revuelta con la policía según el titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Fútbol (Aprevide), Roberto Laino, "tiene derecho de admisión" para ingresar al estadio 'Julio Humberto Grondona'.
"La persona indicada como el responsable de los disturbios es el que tiene derecho de admisión", afirmó el dirigente y cerró: "Está detenido".

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia