La Clásica no sería tal si es que las calles de Salta no le hubiesen dado el color que habitualmente le otorga, por eso y porque la gente otro año más copó los alrededores del circuito, la 1º de Mayo volvió a ser una fiesta con la gran victoria del chaqueño Daniel Juárez, el integrante de la Selección argentina.
A las 8.15, el monumento a Güemes comenzó a poblarse de ciclistas y de los primeros apasionados de la disciplina que se posicionaron en lugares estratégicos.
Media hora más tarde, las categorías juniors y damas ya participaban de la octogesimacuarta edición de la carrera más antigua del país y que tuvo su casi dos horas después, para darle paso al plato principal.
El reloj marcaba las 10.40 cuando los organizadores de la Clásica hicieron el conteo para que los más de 150 ciclistas de primer nivel le den calor y color a el evento deportivo salteño por excelencia.
Si bien fueron cuatro las pasadas por el circuito (un total de 100 km), cada tramo fue importante porque la primera llegada a la meta montaña, en la cima de la subida de la avenida Arenales, tuvo su premiación y fue Ariel Sivori, del equipo BA provincia, quien logró el objetivo inicial.
Esta competencia, a diferencia de la que se corrió horas antes, siempre tuvo un pelotón de no menos de 20 competidores al frente, seguidos por otros 40. Por eso, la emoción de la gente se hizo sentir en cada punto de la ciudad de la primera a la cuarta pasada.
El sprint final fue clave para el chaqueño Juárez, que logró imponerse ante el integrante de BA provincia, Sebastián Tolosa, y Nicolás Tivani, su compañero de Selección, quien además fue el mejor sub 23.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia