San Lorenzo prepara un compromiso trascendental ante Banfield para buscar la clasificación a la final por el título, pero un documento firmado por el agente de Pablo Guede tomó de sorpresa a los directivos y por un rato se puso en duda la continuidad del conductor del elenco de Boedo de cara al segundo semestre del año.
De acuerdo al escrito, Leonardo Cauteruchi, representante del conductor del combinado azulgrana, le confió un poder a Matías Faravano, un intermediario de confianza, para que pudiera negociar con dos emisarios de una entidad de Arabia Saudita interesada en adquirir sus servicios. El club en cuestión es Al-Hilal FC, uno de los más poderosos de aquella región.
Guede, criticado en sus primeros meses al frente del equipo, selló en su llegada un vínculo por 18 meses con el ciclón y el contrato está vigente hasta junio de 2017. En caso de interrumpirlo, una cláusula indica que el entrenador tendría que desembolsar un millón y medio de dólares para continuar su carrera en otro país. Así, en Boedo se cubrieron ante una eventual situación como la ocurrido con Juan Antonio Pizzi a finales de 2013.
Sorprendido con los rumores y la repercusión de la novedad difundida esta mañana, el DT dialogó con Radio La Red para aclarar que lejos de su mente está la posibilidad de abandonar al equipo antes de lo previsto. "Es mentira que me voy de San Lorenzo", descartó de pleno las versiones que se tejieron en los principales medios de comunicación

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia