Sedes de 25 clubes de fútbol fueron allanada hoy por orden de la jueza federal María Servini de Cubría en la causa en la que se investiga presuntas irregularidades en el manejo de los fondos del programa "Fútbol para Todos".
Fuentes judiciales informaron a DyN que en la mayoría de los procedimientos, en los que participó personal de la Policía Federal, se incautaron libros contables de cada institución en los que estarían los datos sobre los movimientos de los fondos que reciben por los derechos de televisación tras el acuerdo entre el Gobierno Nacional y la AFA.
Fueron allanadas las sedes de River, Boca, San Lorenzo, Vélez, All Boys, Argentinos Juniors y Huracán en la Capital Federal, Tigre, Independiente, Racing, Arsenal, Quilmes, Banfield y Lanús, en el conurbano bonaerense, y Estudiantes y Gimnasia, en La Plata.
Según aseguraron las fuentes a DyN, procedimientos similares se realizaron en las oficinas de Olimpo, en Bahía Blanca, Unión y Colón, en Santa Fe, Newell´s y Central, en Rosario, Atlético de Rafaela, Godoy Cruz de Mendoza,, Belgrano de Córdoba y San Martín de San Juan.
La jueza ordenó el allanamiento en los clubes que tuvieron al menos un año de vinculación con el programa "Fútbol para Todos".
Los voceros consultados informaron que la única sede de la que no pudieron llevarse los documentos buscados fue la de San Lorenzo porque el club tiene registrada como su sede oficial la de la avenida Asamblea y allí no tienen los libros contables, sino en otra dependencia.
Todos los documentos obtenidos serán utilizados para la pericia contable que ordenó la jueza Servini de Cubría para determinar si se cometieron irregularidades.
El trabajo estará a cargo del Cuerpo de Peritos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y analizará los ingresos y egresos de los fondos que el Gobierno Nacional desde 2009 hasta la actualidad le giró a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).
La magistrada había allanado el 5 de agosto la sede de la AFA en busca de la documentación vinculada a Fútbol para Todos.
La causa se inició por una presentación de la diputada porteña Graciela Ocaña que denunció que podrían haberse cometido irregularidades en el manejo de los fondos porque anualmente el Gobierno aumentó el presupuesto de Fútbol para Todos que giró a la AFA pero los clubes, destinatarios finales del dinero, siguen con problemas económicos.
Según la denuncia, el objetivo de Fútbol para Todos era paliar los déficit económicos de los clubes, lo que no se logró.
En la causa están imputados, por decisión del fiscal Eduardo Taiano, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y sus dos antecesores, Juan Manuel Abal Medina y Aníbal Fernández, y lo estuvo hasta su muerte el presidente de la AFA Julio Grondona.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia