El DT de River Plate, Marcelo Gallardo, afirmó que su equipo jugó "mejor" que Boca en el superclásico, pero que los partidos "se ganan con goles".
En conferencia de prensa, Gallardo indicó que River tuvo "más conexión de juego" que su rival, pero le faltó "el último pase a la red", a propósito de las ocasiones generadas por sus dirigidos, en especial en el primer tiempo.
"El equipo jugó mejor de lo que lo venía haciendo. Fuimos muy superiores, pero no terminamos de concretar dentro del área", agregó Gallardo. "Hay que morderse un poquito la bronca por no haber podido ganar y empezar a pensar en el partido del jueves (ante San Pablo de Brasil, como local, por la Libertadores).
Por su parte, Lucas Alario, delantero de River, reconoció que el error del millonario fue "agarrar la pelota e ir derecho al arco" de Boca, lo que provocó una ansiedad por encontrar la diferencia para ganar el superclásico. "Manejamos la pelota y nos faltó claridad en los últimos diez metros. En el segundo tiempo se hizo más peleado. Tal vez faltó más elaboración o pensarla más", aseguró Alario, autocrítico.
"Jugar seguido o no"
Por su parte, el mediocampista Leonardo Ponzio, uno de los mejores jugadores de la tarde en el millonario pero que tuvo que salir por una molestia muscular, se mostró en la disyuntiva sobre la polémica que hubo en la previa con el descanso que tenían uno y otro equipo.
"Hoy en día no sabés qué es lo mejor, si jugar seguido o no jugar. En el primer tiempo tuvimos más situaciones, pero después nos fuimos diluyendo porque te vas cansando y es lógico. Por ahí ellos jugaron en el segundo tiempo de contraataque porque las cosas no iban saliendo", afirmó.
Por su parte, Marcelo Barovero sostuvo que River "tiene que ir mejorando porque debe estar en los primeros puestos". El arquero consideró que River "tuvo algunas situaciones que no se pudieron convertir".
Jonatan Maidana estimó: "River sin jugar bien hizo méritos para quedarse con el triunfo". También comentó que "al final ya no podía más, por un tirón", que sintió en los minutos finales del encuentro, pero que igual se tuvo "que quedar en la cancha porque ya se habían hecho los tres cambios".
Maidana sintió una molestia en el isquiotibial derecho, terminó el clásico jugando de delantero y, antes de hacerse los estudios, ya se bajó del duelo del jueves contra San Pablo. "Los tendré que alentar de afuera. Terminé con bronca porque ya terminaba el partido, lástima, justo cuando venía un partido importante de Copa. La molestia era importante pero vamos a ver los estudios en la semana".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia