El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, sostuvo hoy que le encantaría quedarse al frente del plantel millonario por mucho tiempo, pero a su vez en conciente que no todo depende de él.
"No puedo prometer porque no sé lo que va a pasar mañana. Más allá del orgullo, el apoyo y la confianza, como es el fútbol tan dinámco no puedo prometer nada. Me encantaría quedarme por mucho tiempo en River, pero eso no depende sólo de mí sino que las cosas vayan fluyendo y vayan tomando su camino. Pienso en el corto y mediano plazo", precisó Gallardo.
El director técnico de la entidad de Núñez habló ya en la recta final de preparación para el partido del jueves próximo ante los Tigres de México, que se realizará en el Monumental y corresponderá a la segunda fecha del Grupo 6 de la Copa Libertadores de America.
Ese cotojo ante los mexicanos River lo afrontará con necesidad de imponerse porque perdió en el debut como visitante de San José, en la complicada altura de Oruro, por 2-0. "Estamos bien, tratando de acomodarnos en este arranque de año cargado de partidos y de competencia. Acomodándonos a este nuevo campeonato, a la Copa que nos tiene muy entusiasmados. Tratando de agarrar vuelo futbolístico a través de los partidos para devolver la confianza que este equipo supo tener", evaluó Gallardo.
El conductor remarcó que su equipo llegará al encuentro ante los aztecas fortalecido por la victoria que consigueron el fin de semana último, 2-1 ante Belgrano. No era fácil jugar en Córdoba, con un estadio con terreno pesado y ante un equipo duro con su gente, y así y todo fue bastante parejo. Y cuando pudimos atacarlo con gente, lo hicimos y vinieron los goles. Son esas victorias que después se destacan mucho más y fortalecen el espíritu del equipo", valoró el Muñeco.
Respecto del encuentro clave ante los Tigres, el entrenador anticipó que piensa recurrir a los habituales titulares, aunque aclaró que el capitán Marcelo Barovero sólo atajará si llega bien físicamente, puesto que de ninguna manera lo va a arriesgar a que se agrave la contractura muscular que lo afectó el domingo. "Llevamos muy poco tiempo, no fue de gravedad que es lo bueno, veremos cómo sigue evolucionando. Si está al limite no lo vamos a arriesgar por un partido", puntualizó Gallardo sobre Barovero, quien será reemplazado por Julio Chiarini.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia