Marcelo Gallardo, DT de River Plate, planea sumar no más de tres refuerzos y mantener gran parte del plantel actual de cara al próximo semestre donde tendrá que competir por la Recopa Sudamericana, el torneo local y la Copa Argentina.
El Muñeco sabe que tendrá las bajas de dos referentes históricos del plantel, Marcelo Barovero y Leonel Vangioni, a quienes se les termina el contrato el 30 de junio y ya anunciaron a fin del año pasado que no iban a renovar el vínculo.
En el caso del arquero, Gallardo tiene varias preferencias aunque el actual arquero de Estudiantes, Mariano Andujar, es el que cuenta con más chances, mientras que un defensor que interesa es Javier Pinola de Rosario Central.
De todos modos, desde la dirigencia millonaria ven con buenos ojos la posibilidad que Augusto Batalla también pueda afirmarse en el arco de River, al tiempo que el buen nivel de Milton Casco hace que el alejamiento de Vangioni no sea tan traumático.
El secretario deportivo del club, Enzo Francescolli, certificó esta idea del entrenador de no hacer grandes cambios en el plantel y advirtió en las últimas horas en diversas entrevistas que van a mantener la base del equipo.

Fernando Zuqui
Embed

En cuanto a otros jugadores que son seguidos desde hace un tiempo por el consejo de fútbol y que van a ser contactados los clubes no bien termine la competencia oficial aparecen los mediocampistas Fernando Zuqui (Godoy Cruz de Mendoza), Iván Rossi (Banfield) y el delantero Lucas Janson (Tigre).
Goles de Lucas Janson
Embed

En el rubro ventas, no hay ofertas formales, pero son dos los jugadores que suenan para tener propuestas del fútbol europeo. Lucas Alario, quien tiene seguimientos desde Inglaterra; y Emanuel Mammana, quien estuvo a punto de irse a jugar a Fiorentina y sigue en carpeta en Italia.
Al respecto, desde la dirigencia de River aseguran que el club no tiene necesidades ni financieras ni económicas de vender jugadores pero son conscientes y comentan que “algunas ofertas suelen ser imposibles de rechazar”.
En referencia a los jugadores que pueden alejarse del club por bajos rendimientos y que van a anunciarse la semana que viene luego de una reunión de Gallardo con el Consejo de Fútbol, están Nicolás Bertolo, Tabaré Viudez y Leonardo Pisculichi, pretendido por la Universidad Católica, de Chile.
Bertolo podría volver a Banfield y ser parte de una negociación que incluiría un nuevo préstamo de parte de River del delantero Gío Simeone, ambos para intentar adquirir a Rossi.
Mientras que el caso del uruguayo Tabaré Viudez es distinto porque si bien ayudaría a liberar el cupo de extranjeros, tiene contrato vigente y padece una lesión crónica de pubialgia que sólo le permitió jugar siete partidos, en los cuales apenas fue titular en tres.
Todo este panorama empezará a resolverse la semana que viene cuando termine la competencia oficial de River y el plantel tenga un mes de licencia para volver al trabajo a fines de junio y realizar la pretemporada en Miami.
El primer compromiso oficial de River podría ser la final de la Recopa Sudamericana ante Independiente Santa Fe de Bogotá la primera semana de agosto o bien la Copa Argentina a fines de julio frente a Sportivo Rivadavia de Venado Tuerto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia