El entrenador de River reconoció que su equipo jugó "el peor partido de la Copa" en México, en el empate con sabor a hazaña ante Tigres de Monterrey tras ir 0-2 abajo, aunque se mostró optimista de cara a la última fecha del grupo 6: "Tenemos una bala más para lograr la clasificación", agregó.
Con respecto al crucial partido entre Tigres y Juan Aurich, confió en que el equipo mexicano "no va a ir para atrás. Va a querer sumar para asegurar el primer lugar. Les tengo fe", finalizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia