El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, sacó pecho tras la clasificación de su equipo para los octavos de final de la Copa Libertadores de América y adelantó que no le teme a ningún adversario.
"Ahora que venga el que sea", enfatizó el director técnico que conquistó la primera victoria en el Grupo 6, tras golear 3-0 a San José de Oruro en el Monumental por la última jornada de la fase de grupos.
"Nosotros teníamos que hacer lo nuestro, siempre confiamos en lo nuestro, confiamos en la profesionalidad de la gente de Tigres. No fue apto para cardíacos. Terminamos haciendo lo nuestro en un buen partido. Hubiera sido injugos quedarnos afuera en esta fase", resaltó el Muñeco.
Con relación al desarrolló del juego, Gallardo comentó que en el primer tiempo buscaron el triunfo, aunque les jugaron en contra "los nervios".
"Después del gol (de Rodrigo Mora a los 42 de la primera parte) nos tranquilizamos, sabíamos que ibamos a tener la posibilidad de agrandar la diferencia", subrayó el conductor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia