Las elecciones a presidente de la AFA produjeron naoche un verdadero papelón ante el mundo, a raíz de un voto "doble" descubierto durante el recuento que no permitió determinar el ganador y provocó un llamado a cuarto intermedio y generó la incertidumbre sobre el ganador entre Luis Segura y Marcelo Tinelli.
La elección celebrada en el gimnasio de Futsal del predio "Julio Humberto Grondona" de Ezeiza se suspendió a partir de la ausencia de dos de los 75 asambleístas, Julio Koropeski (presidente de Crucero del Norte) y Ángel Lozano (Excursionistas), que se retiraron una vez que emitieron su sufragio.
Luego, el recuento de la Comisión Escrutadora -integrada por Alfredo Dagna (Olimpo), Rodrigo Escribano (Talleres de Córdoba) y Pascual Caiella (Estudiantes de La Plata)-, secundados por tres veedores de la Inspección General de Justicia (IGJ), detectó irregularidades cuando en un mismo sobre había dos votos pegados para uno de los candidatos, que no pudo determinarse a cuál de los dos beneficiaba.
Según reveló el presidente de Boca, Daniel Angelici, hubo dos sobres con doble voto que fueron detectados y separados por la Comisión Escrutadora, pero a la hora del recuento final hubo 38 para cada lado, sin poder detectar cuál se había traspapelado. En la mesa escrutadora, Caiella era quien abría los sobres, sacaba la boleta con el nombre del candidato y se la pasaba a una de las mujeres veedoras de la IGJ, que separaba.
La votación, entonces, debió terminar 38 a 37 teniendo en cuenta que a uno de los postulantes recibió un voto de más, lo que dio lugar a un sinfín de reuniones improvisadas, mientras muchos se agarraban la cabeza.
Ante este hecho y la mirada atónita de los presentes, incluso de los candidatos, el presidente de Olimpo, Alfredo Dagna, integrante de la Comisión Escrutadora, tomó el micrófono y anunció que no existía "otra posibilidad de hacer de nuevo la votación".
A partir de los gritos de los asambleístas y distintas mociones, el secretario general de la AFA, Miguel Ángel Silva, decidió entrar en un cuarto intermedio sin tiempo. Allí alzó la voz el titular de Boca, Daniel Angelici, quien solicitó que esa nueva votación se realice a "mano alzada". Quien pidió la palabra en ese momento fue Mario Leito, presidente de Atlético Tucumán, para destacar que la elección se debería mantener como "dicta el estatuto" -secreto y en sobre- y lanzó otra bomba: que había asambleístas que se habían retirado.
En ese contexto de gritos y reclamos finalmente se llamó a un cuarto intermedio para clarificar el panorama. Luego de poco más de media hora de interrupción, Silva volvió a tomar el micrófono y anunció que por pedido de los veedores de la
IGJ, se iba a tomar lista a todos los asambleístas.
Allí se confirmó que tanto Koropeski como Lozano no estaban presentes en el gimnasio, lo que provocó la decisión de suspender la elección.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia