El defensor del seleccionado argentino Ezequiel Garay fue desafectado ayer del plantel que viajará hoy hacia Paraguay para afrontar la segunda fecha de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Brasil 2018, ya que será padre en las próximas horas.
El futbolista de Zenit, de Rusia, recibió el permiso del cuerpo técnico encabezado por Gerardo Martino para viajar anoche hacia Estados Unidos, donde su mujer dará a luz.
De esta manera, el zaguero no será de la partida en el duelo de mañana ante Paraguay, en Asunción, por la segunda jornada del certamen clasificatorio.
Para ocupar su lugar, el Tata probó con Ramiro Funes Mori, por lo que Nicolás Otamendi pasó a defender el sector derecho de la zaga central.
Argentina jugará mañana a las 21 contra Paraguay.
Pero lo cierto es que el seleccionado argentino necesitará ante Paraguay, en la segunda fecha de las eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018, la aparición de sus otras figuras ante las ausencias de los lesionados Lionel Messi, Sergio Agüero y Lucas Biglia.
La lesión ligamentaria en la rodilla izquierda de La Pulga preocupó a millones de fanáticos del fútbol desparramados a lo largo del planeta.
Ante ese gran vacío, el Kun, que venía de anotarle cinco goles al Newcastle en la Liga inglesa, asomaba como la esperanza, pero tras entrenar entre algodones toda la semana pasada, la ilusión duró solo 24 minutos ante los ecuatorianos.
El ex Independiente salió con gestos de dolor y la expectativa que residía sobre él se diluyó totalmente con la confirmación del desgarro de su bíceps femoral izquierdo, que pone en riesgo incluso su participación en las dos próximas fechas ante Brasil en el Monumental y ante Colombia en Barranquilla.
Con ese panorama desalentador, agravado por una histórica derrota ante los ecuatorianos en casa y con la lesión de un menos determinante pero también importante Lucas Biglia, Argentina llegará esta noche a Paraguay.
El DT del seleccionado nacional, Gerardo "Tata" Martino, siempre dejó en claro que no puede renunciar a la "idea futbolística" por el plantel que dispone, por lo que si ante estas bajas trascendentales no cambia la propuesta, necesitará que aparezcan otros nombres, al menos por 90 minutos, para no extrañar a Lio y al Kun como ocurrió frente al pobre desempeño colectivo exhibido el jueves en Núñez.

  • Obras y venta de entradas
Las obras continúan en el estadio Defensores del Chaco, que albergará mañana el encuentro de los seleccionados de Argentina y Paraguay, y hasta ayer restaban venderse 15 mil entradas.
El estadio, ubicado en el casco histórico de Asunción, tiene capacidad para aproximadamente 40 mil personas y se espera que hoy, cuando pase el clima lluvioso que azota a la capital paraguaya, los hinchas se acerquen al mismo para liquidar el remanente de entradas. El público argentino tendrá solamente 1.800 entradas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia