El técnico de la Selección Argentina se muestra despojado del cassette. Piensa y responde todo lo que le preguntan sin demasiadas vueltas, con conceptos claros, con argumentos. Despojado al parecer de las presiones de su cargo, Gerardo Martino le quita suspenso y drama a cualquier tema porque los aborda y los explica, sin eufemismos.

En una entrevista el Tata se refirió al nombre acaso más mencionado en lo que va de su gestión (fue presentado formalmente el 14 de agosto pasado): Carlos Tévez. Consultado por el regreso al seleccionado del Apache, quien no era convocado al equipo nacional desde el 17 de julio de 2011 tras un decepcionante papel en la Copa América, el DT abrió el debate sobre los intereses de su presencia.

"Puede ser (que quisieran imponerlo) ... En realidad, de todo el ambiente que lo quiere poner no sé realmente a cuántos les interesa que esté adentro para un beneficio de la Selección y a cuántos porque es parte del negocio", dijo y agregó: "Saquemos a los hinchas y agarremos a 50 periodistas. A 48 no les importa, pero Tévez es Tévez. Y como Tévez hace ruido, entonces vamos con Tévez. Uno analizará y dirá que tiene que estar por lo que rinde. Y habrá otro que pensará en lo que es mejor para la Selección y en lo que le conviene al medio. Esta es la realidad y no la puedo cambiar", se resignó.

TEVEZAPACHE.JPG

Y aunque se muestra en desacuerdo con el escenario planteado, toma como parte del juego la insistencia de la prensa por su convocatoria. Lo entiende y aseguró sobre el regreso de Tévez que nunca le pidió permiso a los referentes del plantel.

Por otro lado, Gerardo Martino reconoció que cuando habló con los dirigentes antes de aceptar el cargo que había dejado Alejandro Sabella tras el subcampeonato del mundo, preguntó si su llegada se debía a su relación con Lionel Messi luego de su paso como técnico del Barcelona (julio de 2013-mayo de 2014). "Se los pregunté. No creo que haya sido una virtud mi relación con él, sí un plus. Pero una cosa es que haya sido un plus y otra que sea la piedra fundamental para que me hayan llamado", explicó a Clarín.

El gran objetivo del Tata es conformar un equipo "que haga historia" pero sabe que para eso aún falta, por ejemplo, fijar su idea, fundamentalmente a partir de encontrar un plantel que pueda llevarla a cabo. El gran objetivo del Tata es conformar un equipo "que haga historia" pero sabe que para eso aún falta, por ejemplo, fijar su idea, fundamentalmente a partir de encontrar un plantel que pueda llevarla a cabo.
Mientras tanto y como siempre, lo que interesa es el resultado. "Intentaremos ganar, después veremos en qué lugar de la historia estás. Es muy difícil quedar en la historia sin ganar, tiene que ser algo muy grande. Siempre hay que ganar", reiteró.

En busca del equipo y la forma ideal, Martino expresó que su intención es que Lionel Messi no tenga que tirar el centro e ir a cabecear:"Trataremos de que la pelota le llegue a Messi para que no tenga que hacer todo. A ver: si un día se gambetea a diez y hace el gol ... y está bien. No voy a dejar de gritarlo. Pero la idea es que la pelota le llegue a él para que la juegue uno contra uno. Para eso necesito que el equipo elabore".
"Trataremos de que la pelota le llegue a Messi para que no tenga que hacer todo. A ver: si un día se gambetea a diez y hace el gol ... y está bien. No voy a dejar de gritarlo. Pero la idea es que la pelota le llegue a él para que la juegue uno contra uno. Para eso necesito que el equipo elabore".

¿Y Tévez? "Tengo la idea de la última Copa América, cuando a veces él o el Kun (Sergio Agüero) arrancaban tirados por la izquierda y no se sentían cómodos. Me parece que Tévez se siente mucho más cómodo por el medio teniendo libertades para descender que yendo a un costado. Además, para jugar como extremos la competencia es aún más difícil, con Messi y Di María".

En este marco, el entrenador apuntó que los partidos de preparación para el certamen continental servirán para saber si convocará a los tres (Messi, Agüero y Tévez) o no. "Los futbolistas deben entender que los de iguales características es muy difícil que puedan convivir todos juntos dentro de un mismo equipo", advirtió.
En el horizonte aparece la Copa América (11 de junio al 4 de julio en Chile) y hacia allí mira el Tata: "El objetivo es que la Argentina vaya a ganar ese torneo", tituló sin lugar a segundas interpretaciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia