El suizo Gianni Infantino fue electo hoy presidente de la FIFA hasta el 2019, al ganar la elección en la segunda vuelta con 115 votos, mayoría simple, en el Congreso Extraordinario de esa entidad que se llevó a cabo en Zúrich.
Infantino, de 45 años, secretario general de la UEFA, se impuso en la votación sobre los otros candidatos, el jeque Salman bin Ibrahim Al Khalifa (sacó 88 votos), el príncipe jordano Alí bin Al Hussein (4) y el francés Jerome Champagne (cero). El sudafricano Tokyo Sexwale se bajó de la elección antes de la primera votación, en la que participaron 207 federaciones de países.
Infantino será el reemplazante del suizo Joseph Blatter, que estuvo en el cargo por 17 años, con un mandato de tres años ya que completará el período del suizo, quien asumió en mayo pasado y renunció en junio, un mes más tarde, acosado por los casos de corrupción que sacudieron al ente rector del fútbol mundial.
Hincha del Inter de Milán, casado con una libanesa y apadrinado por el francés Michel Platini (titular de la UEFA, también suspendido como Blatter por seis años por estar involucrado en casos de corrupción en el fútbol mundial), Infantino recibió el apoyo de los directivos de la Conmebol, entre ellos de la Argentina.
"Vamos a recuperar la credibilidad de la FIFA. Hemos emitido una señal democrática y quiero ser el presidente de todos ustedes, de las 209 federaciones. Quiero marcar una nueva era en el mundo del fútbol", expresó Infantino, en la UEFA desde 2009, tras conocerse el resultado de la segunda votación del día.
Una de las principales propuestas de campaña de Infantino fue la de hacer crecer el Mundial de fútbol de 32 a 40 participantes desde 2026, por lo cual Sudamérica tendría cinco plazas fijas. "En UEFA he estado estrechamente involucrado en la ampliación de las Eurocopas de 16 a 24 países. Esto ha sido un éxito enorme, desde los puntos de vista deportivo, promocional y comercial y sé que podemos hacer algo similar para el Mundial", declaró en su momento.
En la primera vuelta, Infantino logró 88 votos, aunque no le alcanzó para ganar ya que Salman sacó 85, Alí 27 y Champagne, siete. Entonces tuvo que ir a ballotage, en el que le alcanzaban 104 votos y obtuvo 115.
Infantino será el noveno presidente (y segundo de nacionalidad suiza) de la FIFA en sus 112 años de historia, una lista en la que no se incluye al camerunés Issa Hayatou, quien asumió de forma interina en octubre tras la suspensión de Blatter y que hoy recibió el agradecimiento de sus colegas durante el Congreso.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia